Moda

El ejército de los Estados Unidos pronto podrá derribar drones usando armas láser


Los días en los que el Ejército de los Estados Unidos derriba drones comerciales usando misiles Patriot, que tienen un costo de 3 millones de dólares, están a punto de finalizar. Afortunadamente, dentro de pocos meses comenzarán a usar un nuevo sistema láser de 60 kilovatios para este fin.

A inicios de este mes un láser desarrollado por Lockheed Martin produjo un rayo de 58 kilovatios, lo que según la compañía es un nuevo récord. Para la fecha en que este sistema esté listo y comience a ser usado por el ejército se espera que tenga un potencial de 60 kilovatios. Lockheed Martin dice que el sistema se basa en un “rayo que combina fibras de láser”, lo que significa que une varios rayos láser individuales producidos por fibra óptica para dar vida a un rayo único y potente.

Desde hace algún tiempo los sistemas láser dejaron de ser algo exclusivo de la ciencia-ficción. Actualmente están a punto de convertirse en un nuevo tipo de arma bélica que se usará en las guerras del futuro. Popular Mechanics explica que los láseres son rayos de luz que, al alcanzar temperaturas extremas, hacen daño a sus objetivos:

La fuerza de un láser no puede medirse en libras, como la bomba de un avión. Los láseres militares se clasifican por la energía eléctrica que consumen en kilovatios (aunque en el futuro alcanzarán los megavatios).

El Doctor Kelly Hammett, ingeniero jefe de energía para el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, comentó a Popular Mechanics: “los láseres pueden generar efectos precisos sobre sus objetivos de una forma casi inmediata y con un costo muy bajo por cada disparo. Un láser de 30 kilovatios puede degradar y hasta destruir por completo a su objetivo, sobre todo en el caso de drones o botes pequeños a pocos kilómetros de distancia”.

Si eso lo puede hacer un láser de 30 kW, imaginen lo que podría hacer uno con el doble de potencial.

“La escalabilidad de este rayo que combina láseres nos ha permitido desarrollar el primer láser de fibra de 60 kW para el ejército estadounidense”, menciono en un comunicado oficial Robert Afzal, miembro de la división de Sistemas Láser y Sensoriales en Lockheed Martin. “Hemos demostrado que un sistema de láser potente ya es tan liviano, pequeño y fiable como para ser incluido en vehículos tácticos para operaciones de defensa en tierra, mar y aire”.

Si un sistema láser como este pudiera ser enviado al Medio Oriente, significaría un antes y después en cuanto a cómo lidia el ejército de los Estados Unidos con drones enemigos. Ya vimos cómo las fuerzas armadas tuvieron que derribar un dron usando un misil Patriot, pero Afzal dice que sería muy diferente si su sistema láser fuera “incluido en vehículos tácticos para operaciones de defensa en tierra, mar y aire”. Como menciona The Washington Post, este sistema es tan liviano como para ser montado en un camión táctico de movilidad expandida (HEMTT), el cual está diseñado para llevar artillería pesada.

Esto es un HEMTT (vía Wikimedia Commons).

Aunque esto parece exagerado y una pérdida de dinero, la realidad es que no hay muchas alternativas. La tecnología de radares que usamos hoy en día hace que sea muy difícil distinguir un misil enemigo de un dron.

El ejército ya está utilizando la tecnología láser, pero no ha sido implementada a gran escala en el campo de batalla hasta ahora. Uno de los sistemas láser que está probando la Armada de EE.UU. lleva el nombre de LaWS y está a bordo del USS Ponce. Su desarrollo tomó seis años y tuvo un costo de 40 millones de dólares.

El sistema láser de Lockheed Martin es mucho más prometedor para la Armada de EE.UU., sobre todo en el ámbito financiero. Esto se debe a que solo cuesta un dólar disparar un rayo láser, mientras que disparar un misil Patriot cuesta 3 millones de dólares. Además, los láseres son mucho más precisos y pueden evitar ocasionar daño colateral. Por ejemplo, en el 2015 Lockheed Martin utilizó un láser de 30 Kw para destruir un camión a más de 1 kilómetro de distancia.

El sistema de rayos láser de 60 kW que pronto recibirá el ejército todavía no ha sido utilizado en combate, pero si resulta exitoso podría significar un ahorro de millones de dólares en misiles para el Pentágonos.

Y, por supuesto, el ejército podrá dejar de derribar drones usando misiles que cuestan lo mismo que una mansión.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.




Fuente: Moda el Pais

Comentar

Click here to post a comment