Estados Unidos certificó su hegemonía absoluta en el waterpolo femenino mundial. Desarboló (11-6) a una España que comparecía en su tercera final de un Mundial con el aval de una trayectoria impoluta en Gwangju, Corea del Sur. La selección estadounidense se erige en la primera que se adjudica tres mundiales consecutivos.

Seguir leyendo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: