El resultado de las elecciones ha colocado a Ciudadanos en el ojo del huracán. El PSOE y Más Madrid le presionan para lograr un acuerdo que haga presidente de la Comunidad a Ángel Gabilondo e impida la llegada de Vox al poder, insinuando que la contrapartida podría ser que Begoña Villacís acabe siendo la alcaldesa. Y PP y Vox le espolean para que supere su oposición a negociar y compartir Ejecutivo con el partido de extrema derecha, invistiendo como presidenta y alcalde a dos políticos del PP que no ganaron las elecciones — Díaz Ayuso y Martínez Almeida—. La salida por la que opte Cs en su cruce de caminos con Vox marcará su futuro como partido y puede tener una tercera vía: que el PP acabe cediéndole la alcaldía a Villacís a cambio de que Cs apoye a Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad.

«La clave está en la firmeza que mantenga Vox», explicó una fuente del PSOE-M. «Si Vox sigue firme exigiendo negociaciones directas con PP y Cs y además entrar en los gobiernos, hace muy difícil que Cs pueda aceptar, lo que abre las otras posibilidades: apoyo del PSOE a Villacís en el Ayuntamiento y recíprocamente de Cs a Gabilondo en la Comunidad», siguió. «No es fácil, pero sí posible», remató sobre una operación en la que los dos partidos podrían contar con el decisivo apoyo de los votos de Más Madrid.

“Ofrecemos a PSOE y Ciudadanos un acuerdo para que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid no dependan de Vox”, admitió ayer en una entrevista con eldiario.es Íñigo Errejón, que prioriza que Carmena repita como alcaldesa sin cerrarse a otras posibilidades —como Villacís—, porque su objetivo es neutralizar al partido de ultraderecha.

El espacio para negociar cualquiera de los acuerdos —el de las derechas, o el pacto antiVox— es mínimo. Todo deberá cerrarse en las próximas dos semanas, ya que la Asamblea se constituye el 11 de junio y el Ayuntamiento el 15.

Además, los escollos para el proyecto del PSOE son numerosos. Cs ha explicitado que su preferencia es llegar a acuerdos con el PP en las distintas regiones y capitales de provincia en las que tiene la llave del gobierno. Villacís ha ejercido una dura oposición frente a Carmena. Y unir en un pacto conjunto que Villacís logre la alcaldía y que Gabilondo obtenga la Comunidad se ve dificultado por el veto previo de Cs a cualquier pacto autonómico en Madrid con los socialistas —Ignacio Aguado tendría que desdecirse de todas sus críticas—. 

Contraoferta del PP

¿Prestaría Manuela Carmena los votos de sus ediles para hacer alcaldesa a Villacís en conjunción con el PSOE? Para empezar, la ganadora de las elecciones, que no tiene los suficientes votos para ser investida de nuevo, anunció ayer que no renuncia al bastón de mando, y que intentará lograrlo gracias a que encabeza la lista más votada —que en los Ayuntamientos obtiene el poder si no hay una mayoría alternativa—.

«Cs tiene que pensar si quiere resucitar las opciones de la señora Carmena», lamentó ayer Rocío Monasterio (Vox) subrayando que todas las alianzas madrileñas dependen de estos dos partidos.

Si el intento que impulsó ayer Carmena no fructifica, la alcaldesa saliente estará ante una encrucijada: resignarse a un gobierno de PP, Cs y Vox, o negociar con el PSOE y Cs que Villacís sea alcaldesa para evitar que la ultraderecha llegue al poder. Justo lo mismo que hizo ayer Manuel Valls en Barcelona, en su caso para impedir «sin condiciones» que el independentismo obtenga la alcaldía.

El dilema de Ciudadanos

“La línea es aislar a la extrema derecha”, reforzó ayer la apuesta José Vicente Pepu Hernández, líder del PSOE en el Ayuntamiento de la capital.

Si la difícil operación del pacto PSOE-Cs-Más Madrid empezara a avanzar, el PP aún tendría una opción para atraer de nuevo a la formación de Albert Rivera: sacrificar a su candidato capitalino, Martínez Almeida, para ofrecerle a Villacís el Ayuntamiento a cambio de que Díaz Ayuso logre el gobierno de la Comunidad. Una posibilidad llena de alicientes para Cs: podría lograr la capital sin romper su veto a Gabilondo en el Ejecutivo regional, manteniendo la coherencia de lo dicho a sus electores. 

Ninguno de esos movimientos ha pasado desapercibido en la derecha. “Cs tiene que pensar si quiere resucitar las opciones de la señora Carmena”, lamentó ayer Rocío Monasterio (Vox).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: