Los habitantes de Nueva Jersey siguieron la demolición desde hoteles cercanos y plazas que cobraron la entrada para el espectáculo




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: