El Tribunal Constitucional ha roto su unanimidad este jueves al rechazar la solicitud de amparo del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras contra su prisión preventiva, decretada por la Audiencia Nacional y confirmada por el Tribunal Supremo. El recurso ha salido adelante con nueve votos a favor y tres votos en contra. Estos tres corresponden a los magistrados del sector progresista Fernando Valdés, María Luisa Balaguer y Juan Antonio Xiol,  que han anunciado que firmarán un voto particular. El pleno del Constitucional de esta semana todavía tiene que decidir sobre otro segundo recurso del exvicepresidente catalán, en este caso contra la decisión del magistrado Pablo Llarena de impedir, en enero de 2018, lsusalida de ERC para tomar posesión en la sesión constitutiva del Parlament como diputado electo.

Esta es la primera vez que el Constitucional rompe la unanimidad en una decisión relacionada por el procés. Ha habido algún precedente menor, pero nunca hasta este jueves el pleno había plasmado su discreancia en un recurso importante, ya fuera presentado por los líderes independentistas encarcelados como por el Gobierno central contra decisiones de la Generalitat. El esfuerzo por la cohesión empezó antes de que se abriera la causa penal en el Tribunal Supremo y se ha mantenido mientras esta se desarrollaba para “no interferir” en aquella, según fuentes del Constitucional. Pero una vez resuelta esta, añaden estas fuentes, los magistrados creen “conveniente” avanzar en los recursos y plasmar, cuando las haya, las diferentes posturas.

Al debatir el recurso de Junqueras contra la prisión preventiva, la mayoría del tribunal ha considerado que la decisión de encarcelarle cumplió con las exigencias constitucionales de «previsión legal, finalidad legítima y proporcionalidad», según fuentes del Constitucional. El contenido íntegro de la sentencia y los votos discrepantes se conocerán en los próximos días, pero el tribunal ha adelantado este jueves la parte dispositiva de la resolución, que consta de dos apartados.

Hay también un voto particular, pero concurrente, esto quiere decir que está de acuerdo con el fallo, pero tiene alguna discrepancia que no se conocerá hasta que se hagan públicos los votos. El magistrado que ha formulado el voto particular es Santiago Martínez Vares, situado en el sector conservador. La sentencia tardará unos días en conocerse, ya que se están ajustando flecos.

En este caso, el ponente de la propuesta de sentencia ha sido el propio presidente del tribunal, Juan José González Rivas, quien ya intentó llevar este asunto al pleno antes de que comenzara el juicio del procés, si bien lo retiró al entender que no iba a tener la unanimidad deseada. La razón es que algunos magistrados expresaron sus dudas respecto a la argumentación y pidieron mayor concreción al ponente dada la doctrina existente al respecto por parte el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: