Economía

El consejo de El Corte Inglés pide a Dimas Gimeno que convoque una reunión para votar si debe continuar | Economía


El consejo de administración de El Corte Inglés (ECI) ha celebrado hoy una tensa reunión marcada por la pugna interna que se vive por el control de los grandes almacenes entre el presidente Dimas Gimeno y sus primas, Marta y Cristina Álvarez Guil, consejeras del grupo. El consejo ha aprobado en ese encuentro la petición de que se celebre una reunión extraordinaria para decidir “la continuidad o relevo” del actual presidente, Dimas Gimeno. La solicitud ha contado con el respaldo de siete de sus 10 miembros, ya que a los cuatro consejeros ejecutivos que habían pedido la celebración del consejo anteriormente (los consejeros delegados, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, y los representantes de la vieja guardia, Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría) se han sumado las hermanas Marta y Cristina Álvarez Guil y Paloma García Peña.

Entre todos suman el 67% del capital de ECI, ya que representan a la Fundación Ramón Areces (37%), la patrimonial IASA (22%) y la familia García Miranda (6%). De los otros tres consejeros, Manuel Pizarro y el catarí Shahzad Shahbaz (representante del jeque Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani, que acbaraá teniendo el 14% del capital), no respaldaron la petición, pero sí se mostraron de acuerdo con celebrar el consejo.

El otro, Dimas Gimeno, votó en contra, aunque será él quien tenga que poner la fecha de la que se aventura que será su salida de la presidencia, ya que se lo piden más de la tercera parte de sus miembros. El enfrentamiento que mantiene con sus primas y el apoyo que ha dado a estas la Fundación indica que, salvo un vuelco inesperado, hace que tenga los días contados como presidente de los grandes almacenes.

Esa fecha será en la primera quincena de junio, ya que vence el plazo de petición. La primera vez que se comunicó al presidente por parte del secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil, fue el 4 de mayo. Pero al haberse hecho in voce, el presidente pìdió que se le hiciera por escrito, lo que, según fuentes de la empresa, se produjo el 10 de mayo.

El consejo, que en principio solo era para aprobar la formulación de las cuentas del ejercicio,  también decidió la creación de una comisión para estudiar la salida a Bolsa a petición del representante catarí. Por el contrario, rechazó las peticiones de Gimeno de analizar un plan estratégico y de futuro, alegando que eso debe ser una propuesta que correspodnena los consejeros delegados, y de poner en marcha la aplicación del buen gobierno corporativo, que supondría la incorproación de consejeros independientes.

 




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment