Salida de Billy el Niño de una declaración en la Audiencia Nacional en 2013. En vídeo, declaraciones de Gerardo Pisarello, secretario primero de la Mesa del Congreso. Foto: C. Alvárez | Vídeo: EP

La Mesa del Congreso ha solicitado este martes al Gobierno que desclasifique el expediente con “los datos, informes y documentos” relativos a las condecoraciones y medallas concedidas al expolicía y torturador franquista Antonio González Pacheco, Billy el Niño. EH Bildu lo había requerido repetidamente en el Congreso, sin éxito ante el bloqueo de la anterior Mesa de mayoría conservadora, y la semana pasada tampoco se admitió su petición tras el voto contrario a la misma de Unidas Podemos, que luego rectificó y reconoció su error. PSOE y Podemos, con mayoría en la Mesa, han acordado este martes tramitar esa iniciativa y pedir el informe técnico al Ministerio del Interior sobre esa medalla. La que no ha salido adelante ha sido otra petición de Bildu para reclamar el historial completo del expolicía.

El portavoz de EH Bildu, Jon Iñarritu, se congratuló de ese acuerdo de la Mesa del Congreso e interpretó que ahora será el Gobierno el que decida si se puede saber todo lo que hizo Billy el Niño en el franquismo y avisó de que mañana mismo preguntarán al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, por la fecha en la que le retirará las condecoraciones concedidas que le permiten una mejor pensión.

EH Bildu volvió a registrar esta semana otra petición para recibir del Gobierno el informe con el historial profesional de Billy el Niño. Los letrados habían emitido un informe la semana pasada en el que ponían pegas a esa desclasificación genérica por conflictos con la ley de Protección de Datos, Podemos aceptó en un primer momento esos argumentos pero luego, tras la intervención de su propio líder, Pablo Iglesias, rectificaron ese criterio y confesaron que habían cometido un error. Iglesias hasta encargó un informe jurídico que permitía dar esos expedientes.

Los letrados, esta semana, han demandado del diputado de Bildu una petición más específica, sobre un expediente administrativo concreto y ya cerrado y ese cambio ha permitido que la petición para desclasificar los informes sobre medallas y condecoraciones sí se haya admitido a trámite y se traslade ahora a la Administración correspondiente. Será el Gobierno ahora el que resolverá si facilita esos expedientes. Esa admisión, que se considera técnica, ha sido aceptada por todos los grupos, incluido el PP y Vox.

El parlamentario de EH Bildu, Jon Iñarritu, también insistió esta semana en requerir el informe completo publicado por ‘eldiario.es’ el 18 de diciembre de 2018 relativo «al expediente de actividad del torturador franquista» e indicaba que había sido el propio Ejecutivo el había facilitado ese documento, en parte censurado, al citado medio de comunicación. Iñarritu entiende que el documento publicado contenía algunos límites y censuras y lo exigía completo. Y planteó de nuevo que la Mesa reconsiderase su rechazo de la semana pasada. Eso no ocurrió. La Mesa, en ese punto, se dividió en el voto, y PSOE, PP y Vox, mantuvieron su postura de la semana pasada y de los letrados de no aceptar esa tramitación y Unidas Podemos cambió de criterio y lo demandó, pero la exigencia no prosperó por contar con siete votos frente a dos. Por esa razón, la portavoz socialista, Adriana Lastra, mantuvo que su partido no había entrado al respecto en ninguna contradicción.

Las reclamaciones de Bildu que sí prosperaron fueron las que solicitaban el informe jurídico encargado en 2018 por el Ministerio del Interior sobre la viabilidad legal de retirar al excomisario la medalla de plata al mérito policial que se le entregó en 1977. Los expertos letrados del Congreso entienden que esa petición sí se puede aceptar y se puede requerir a todas las administraciones afectadas la información al respecto.

Las reacciones a esta posición adoptada por la Mesa han sido mayoritariamente positivas. El portavoz de Más País, Íñigo Errejón, valoró la reconsideración y «la normalidad democrática» de que se pueda acceder a que hizo un policía acusado de torturas durante el franquismo. Y la misma postura favorable la expresó el portavoz de en Galicia en Común, Antón Gómez Reino, y de Adriana Lastra, del PSOE. «Nosotros siempre respetamos el criterio de los letrados», ha comentado la portavoz socialista, Lastra.

El propio Jon Iñarritu, autor de la iniciativa, mostró su «alegría» por el cambio de criterio en una parte de la Mesa y sobre todo por el giro de Podemos al apoyar que se facilite el historial del torturador franquista y lo atribuyó a la presión política y mediática de la última semana, tras el error de los portavoces de la formación de Pablo Iglesias. Iñarritu, además, advirtió de que no se detendrá con este logro y mañana mismo preguntará al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, por la fecha en la que tiene pensado retirar las condecoraciones y medallas concedidas en su día a Billy el Niño «y que tienen beneficio en su pensión».

El policía franquista acusado de torturas Antonio González Pacheco, conocido como Billy el Niño, acumula no una sino cuatro medallas, que incrementan en un 50% su pensión. Así lo revela el informe encargado por el Ministerio del Interior para comprobar si es posible, como pide la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, retirarle la medalla de 1977. La primera condecoración es de 1972 y la última de 1982, aunque no empezó a cobrarla hasta que la reclamó por vía judicial en 2010.

El portavoz en el Congreso de Podemos, Pablo Echenique, celebró la posibilidad que se abre a saber la hoja de servicios del comisario pero también avanzó que su partido persigue, además, que se le quiten las medallas que le dieron en su momento y que le permiten tener «a un sicario de la dictadura» mejor pensión que «miles de policías honestos sin esos beneficios».

Un condenado por enaltecer el terrorismo dará una charla
en el Congreso

J. C., Madrid

El cantante de Def con Dos, César Montaña Lehman, conocido por su nombre artístico, César Strawberry, y condenado a un año de cárcel por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, hablará el jueves en una sala del Congreso de los Diputados sobre la ley mordaza.Vox pidió ayer en la Mesa del Congreso que se suspendiese ese acto y contó con el apoyo del PP, pero la mayoría progresista en el órgano rechazó la petición.

Strawberry fue condenado por unos mensajes publicados en su cuenta de Twitter entre noviembre de 2013 y enero de 2014, y en el hacía comentarios como estos: “El fascismo sin complejos de [Esperanza] Aguirre me hace añorar hasta los GRAPO”; “A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora”; “Franco, Serrano Suñer, Arias Navarro, Fraga, Blas Piñar… Si no les das lo que a Carrero Blanco, la longevidad se pone siempre de su lado”; o “Cuántos deberían seguir el vuelo de Carrero Blanco”. El Supremo anuló la absolución dictada por la Audiencia Nacional y condenó al cantante a un año de cárcel al considerar que esos tuits “alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano”.

Esta misma semana está previsto que el Tribunal Constitucional estudie el recurso de Strawberry contra la condena. En todo caso, el Congreso mantendrá la jornada sobre la ley mordaza, impulsada por Más País para dar a conocer un informe de la Plataforma para la Defensa de la Libertad de Información. El programa que la formación presentó para pedir la sala de la Cámara incluía un amplio panel de expertos, pero no la presencia de Strawberry, que sí fue confirmada después.

El diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro exigió la cancelación de la charla por considerar que el partido de Íñigo Errejón pretende presionar al Constitucional e influir en su deliberación. Errejón aseguró que no sabía que Strawberry iba a intervenir, pero defendió su derecho a hablar. “Muchas barbaridades que dicen los señoritos de Vox no me gustan y por eso no pediría prohibirlos o ilegalizarlos”, coincidió la portavoz socialista, Adriana Lastra, que apoyó también la presencia del cantante en la Cámara baja por ser este el “templo de la palabra”.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: