El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este jueves por unanimidad al Real Decreto-ley de medidas urgentes en el ámbito de la ciencia, la tecnología, la innovación y la universidad aprobado en el Consejo de Ministros el pasado 8 de febrero. Con este paquete de medidas el ejecutivo de Pedro Sánchez pretende dar respuesta a las principales reclamaciones que centros de investigación y universidades venían realizando desde hacía años y eliminar las trabas administrativas que lastraban la ciencia en España.

En su cuenta de twitter, el Ministro de ciencia, Innovación y Universidades Pedro Duque se congratulaba de la convalidación de este Decreto-ley y aseguraba que “con esta medida tan necesaria revitalizamos el sistema público de I+D+i y facilitamos la labor de los investigadores”.





El documento recoge 10 medidas para flexibilizar y mejorar la ciencia en España que se centran en reducir las cargas administrativas que dificultan el desarrollo de proyectos científicos. En este sentido, por ejemplo, entre las medias estrella destaca la anulación de la intervención previa en los Organismos Públicos de Investigación (OPI), impuesta por el gobierno de Mariano Rajoy en 2014, para permitir que estos tengan el control financiero permanente. También agiliza la compra de material e instrumentos científicos y amplía a 17 años la vigencia de los convenios entre centros de investigación e instituciones.

Otra medida destacable es que se abre la puerta a afianzar a los investigadores, que ahora encadenaban contratos precarios, al permitir la contratación de personal con carácter indefinido. Asimismo, se blinda la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres: se modifica la Ley de la Ciencia de 2011 para que aquellos que están de baja maternal o paternal, o con una incapacidad temporal, no se vean discriminados en la selección y evaluación de su actividad científica.





Por otro lado, el Decreto-ley mejorará la situación de los afectados por los préstamos Renta-Universidad. Solo aquellos que superen los 22.000 euros anuales deberán devolver el crédito en 15 años de plazo. Esta medida, calcula el Gobierno, podría beneficiar a hasta 12.000 jóvenes que están pendientes de la devolución de los créditos. Algunos, incluso, se han enfrentado a situaciones de impago.

Es un primer paso que va por el buen camino y que recoge algunas de las principales reclamaciones que hacíamos al ministro centros de investigación y universidades. Ahora falta ver que se concrete en la práctica”, valoraba Josep Samitier, director del Institut de Bioenginyeria de Catalunya (IBEC) y presidente de la Associació Catalana d’Entitats de Recerca (ACER) a La Vanguardia tras la presentación del Decreto-ley urgente por parte del Ministro Duque tras el Consejo de ministros. “No es una solución global a todos los problemas que tenemos en ciencia en España pero si es un avance importante”, remachaba.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: