Con el apoyo de los grupos que le llevaron a Moncloa, el presidente Pedro Sánchez ha convalidado esta tarde los seis decretos sometidos a debate en la Diputación Permanente. De esta forma, Sánchez ha podido sacar adelante todas las medidas aprobadas en los llamados “viernes sociales” gracias al “sí” de los diputados del PSOE, Podemos, ERC, PNV, Compromís, PDeCAT y Bildu. El “decretazo” que ha sido convalidado con un margen más estrecho ha sido el relativo al mercado del alquiler: con 33 votos a favor, 31 en contra y una abstención. Aquí sí, la posición de nacionalistas, independentistas y de la diputada abertzale de Bildu han sido decisivos para superar los votos en contra de PP y Ciudadanos. En los decretos relativos a las medidas para minimizar el Brexit y para ampliar los permisos de paternidad, Sánchez ha contado también con el apoyo de Ciudadanos.

Por la mañana, en la defensa de sus primeras iniciativas, la vicepresidenta Carmen Calvo ha mostrado su confianza en que todos los decretos fueran convalidados y se anteponga el interés del país a la controversia partidista, que ya pondrán «en campaña». La mayoría de los grupos de la oposición han afeado al Ejecutivo socialista la utilización electoralista de la Diputación Permanente y del Consejo de Ministros.

Los seis decretos convalidados se refieren incluyen medidas para minimizar un Brexit duro; una regulación del mercado del alquiler; el aumento progresivo de los permisos de paternidad; medidas de protección laboral como la recuperación del subsidio para los mayores de 52 años; medidas laborales relativas al sector de la estiba; y la prórroga para que las administraciones locales puedan destinar el superávit a inversiones financieramente sostenibles

Medidas incluidas en el real decreto

Asimismo, el real decreto ley modifica el Estatuto de los Trabajadores en lo que respecta al registro de jornada para que las empresas hagan un registro diario del horario de sus trabajadores, que deberá incluir el inicio y finalización de la jornada, sin perjuicio de la flexibilidad horaria.

También se establecerán bonificaciones a la contratación de parados de larga duración, con un coste de 25,68 millones. Así, los empresarios que contraten indefinidamente a personas desempleadas inscritas en el SEPE.

Además, se clarifica el Plan de Garantía Juvenil, destinado a jóvenes mayores de 16 años y menores de 30 años, para evitar la posible incertidumbre acerca del límite del 20% de la tasa de desempleo (EPA) del colectivo de personas de entre 25 y 29 años.

La norma incorpora un Plan para impulsar que las empresas conviertan en indefinidos o en contratos fijo-discontinuos los contratos temporales de los trabajadores agrarios por cuenta ajena, con una bonificación de la cuota empresarial por contingencias comunes durante dos años.

También verá la luz una reducción del 14,6% en las cuotas para trabajadores del sistema especial por cuenta ajena del sector agrario durante sus periodos de inactividad, de forma que, con efectos del 1 de enero, aquellos que hayan realizado un mínimo de 55 jornadas cotizadas en 2018 se les aplicará el descuento.

Asimismo, habrá una reducción a la mitad de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores fijos discontinuos de las empresas de sectores de turismo, hostelería y comercio durante los meses de febrero, marzo y noviembre.

Por otra parte, la Seguridad Social incrementará la cuantía mínima de la pensión de Incapacidad Permanente Total para menores de 60 años, que se sitúa en 6.991,60 euros si es con cónyuge a cargo y unidad económica unipersonal, y 6.930 euros para las personas con cónyuge no a cargo. Este aumento tendrá efecto retroactivo al 1 de enero de 2019.

Por último, en materia de inmigración se recupera el Fondo de Apoyo a la acogida e integración de inmigrantes, que fue eliminado en el 2012, con una dotación de 70 millones.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: