Economía

¿El coche de tus sueños o el que cumpla tus sueños?

Coche soñado

Cada vez que pensamos en el coche de nuestros sueños nos imaginamos conduciendo un deportivo a toda velocidad. También los hay que se imaginan sobre un todoterreno en medio de la selva saltando sobre charcos y montañas de barro. Aun así, cuando volvemos a la realidad, nuestros sueños se desmoronan y conducimos el auto que tenemos.

El problema es que no enfocamos bien la idea del coche de nuestros sueños, porque, realmente, el vehículo soñado puede no ser el adecuado para cumplir lo que tanto deseamos. Las ideas locas como conducir en la selva amazónica o en la ciudad a toda velocidad, no son parte de nuestra vida diaria. Pero todos tenemos sueños que podemos hacer realidad más a menudo si llevamos el modelo adecuado.

 

Se puede tener un coche deportivo sin que sea un Ferrari y también se puede tener un automóvil adaptable sin que sea un todoterreno. Incluso viéndolo así, siempre debemos tener en cuenta quiénes somos y a qué nos dedicamos. Si tenemos una gran familia, evidentemente, nos será más útil un coche familiar que un deportivo. Pero si nos desplazamos lejos continuamente, tal vez sea más cómodo un deportivo. Todo depende de las circunstancias.

¿El coche de tus sueños o el que cumpla tus sueños

¿Qué automóvil elegir?

Deportivo

Si nos encanta conducir y disfrutamos escuchando el ruido del motor, un coche deportivo puede ser la mejor elección.

Con un coche deportivo podemos desplazarnos cómodamente y puede resultarnos útil si nuestro puesto de trabajo se encuentra lejos de nuestra casa o si nuestra labor consiste en viajar permanentemente. Pero debemos tener en cuenta que transportar personas y objetos no es un punto a favor de este modelo, ya que el tamaño suele ser reducido.

Es importante también tener en cuenta que dentro de esta gama podemos encontrar diseños espectaculares y asequibles. No hace falta comprar un Ferrari para tener un deportivo con un motor de gran potencia. El problema de este tipo de autos es el mantenimiento y el combustible. Los repuestos suelen ser caros y consume más gasolina que un turismo.

Urbano

Un tipo de vehículo práctico que sirve tanto para ir a trabajar, como para ir de viaje. Los hay espaciosos y pequeños, con dos o más puertas. Es el más habitual en ciudad, ya que satisface las necesidades básicas con creces. El problema es que muchas veces resulta dificultoso transportar objetos grandes o muchas personas. Incluso a veces hay que elegir entre personas o maletas. Pero la gran ventaja de este automóvil es que lo puedes utilizar para todo.

Para suplir el defecto del turismo habitual, existen los coches familiares. Cuando hablamos de coches familiares pensamos en familias numerosas y es un gran mito. Los autos familiares son vehículos de gran tamaño y espacio, es cierto. Pero no sólo son útiles para llevar a la familia. También son perfectos para transportar objetos e incluso para transportar ambas cosas a la vez. Para averiguar más información acerca de este tipo de vehículos puede entrar en páginas de Internet y descubrir que la fiabilidad y el confort de estos autos es mayor que la de un deportivo. Además, son mucho más asequibles los costes de mantenimiento.

Y tú, ¿qué modelo eliges?