La Espiga de Oro de la 64ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), en manos del director chino Wang Quan’an por «Öndög» («El huevo del dinosurio»), simboliza la proyección y el cruce de fronteras de una filmografía que pide paso con una mayor proyección internacional.

«Öndög», ambientada en la inhóspita estepa de Mongolia, ha ganado también el premio a la mejor fotografía (Aymerich Pilarsky) captada en un paisaje y entorno geográficos habitados por una cultura al borde de la extinción, como ocurre con los protagonistas de un filme que funde géneros tan diversos como la comedia, el drama y thriller.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: