El comercio afronta esta semana el grueso de la campaña de descuentos por el Black Friday y el Cyber Monday, tradiciones estadounidenses que el sector importó a comienzos de la década para impulsar unas ventas deprimidas por la crisis y arrastrado por la irrupción en España de competidores como Amazon.

Como telón de fondo, que resultó clave para su proliferación, aparece la liberalización de las rebajas en 2012, una decisión que provocó que éstas perdieran el efecto llamada que ejercían sobre el consumidor y que empujó al sector del comercio a apostar por el Black Friday para poder ofrecer al comprador un periodo «concreto» de descuentos.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: