Aprende a Posicionar tu Sitio WEB

noa1

Necesitas Visibilidad En Tú Web

noa2
Portada

El BCE cree que la probabilidad de una recesión en la eurozona es baja

consultor seo


El Banco Central Europeo (BCE) afirma que la probabilidad de que la zona euro, en plena desaceleración, entre en recesión “sigue siendo baja” y que en caso de que ese escenario suceda “está listo” para aplicar las medidas necesarias, según ha sostenido este miércoles su presidente, Mario Draghi, tras la reunión de su Consejo.

El banquero italiano argumenta su postura por el hecho de que en recesiones anteriores “se veían mayores probabilidades de que llegaran”, no como ahora, en la que son menores. Respecto al papel del BCE, todas las herramientas están a disposición de ser necesario. “Tenemos instrumentos. Lo hemos demostrado…”, dijo en la rueda de prensa en la que dio cuenta de la política monetaria, que se mantiene sin cambio alguno pese a las advertencias sobre el frenazo en países como Alemania lanzadas por el FMI.






Panorama

Un mar de incertidumbres en el contexto global

Sus palabras llegan en plena desaceleración del crecimiento, algo que “se prevé que se extienda a lo largo del año”. En ese sentido, Draghi habla de un “contexto de menor crecimiento” y la “persistencia” de incertidumbres geopolíticas, como la “amenaza” del proteccionismo o las vulnerabilidades en los mercados emergentes.

Y a ello se suma ahora la posibilidad de un choque comercial con Estados Unidos, después de que el presidente Donald Trump
anunciara 11.000 millones en aranceles contra productos de la Unión Europea. “Tenemos que ver qué pasa” porque hay un gran trecho entre lo que se dice y lo que se hace, planteó.

Con todo, Draghi cree que aún hace falta una política monetaria acomodaticia, reformas fiscales en los países de la zona euro y cerrar la unión bancaria.


Mantiene la senda

Sin cambios en la política monetaria: los tipos siguen en mínimos históricos

El BCE ha mantenido sin cambio alguno su política monetaria. Seguirá reinvirtiendo los vencimientos de los bonos adquiridos en el marco del QE “durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés oficiales”; y las tasas se mantienen sin variación, en mínimos históricos, “al menos hasta el final de 2019”. Y más allá si es necesario.





En este sentido, la referencia principal se mantiene en el 0%, la facilidad marginal de préstamo –referencia a un día– en el 0,25% y lo que cobra a las entidades por guardar sus depósitos sigue en el -0,4%.

Respecto a las nuevas subastas de liquidez para los bancos (TLTRO) anunciadas en marzo serán otras de las armas para mantener el flujo crediticio. Aunque el mercado esperaba saber cómo serán, no se discutieron especificidades y los detalles llegarán en una reunión futura, afirmó Draghi.








Fuente: LA Vanguardia