El Banco Central Europeo (BCE) expresó en varias ocasiones durante la primavera de 2017 su «preocupación» por la liquidez del Banco Popular, presidido por Emilio Saracho, que días antes de la resolución de la entidad defendió que los niveles eran «suficientes» y pidió «confianza» en la labor de su equipo.

Las advertencias, que se conocen con carácter previo a la declaración como investigado del anterior presidente del Popular, Ángel Ron, fueron analizadas en el Consejo del 18 de mayo, sesión en la que Saracho aseveró que no había llegado «ni se prevé que llegue» el momento de solicitar una ventanilla de emergencia al Banco de España pues tenían «liquidez suficiente».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: