Impasible, el campeón no tuvo piedad del aspirante y se clasificó para la final de la Copa del Rey. El Barça Lassa podrá defender este domingo en el WiZink el título logrado hace un año en Gran Canaria. Venció al Iberostar Tenerife, su verdugo hace dos semanas en la Liga Endesa, porque no permitió que impusiera su siempre incómodo y lento ritmo de juego. Actitud irreprochable la de los azulgranas, victoria de mucho más mérito de lo que parece la suya.

El Barça, como el guardia real de Buckingham ante Mister Bean, se mantuvo firme en su idea y no se dejó despistar ante los intentos del Tenerife de ralentizar el juego en cada jugada. Intentó correr siempre que pudo y fue machacando a los canarios poco a poco. Fantástico el planteamiento de Pesic y la ejecución de sus jugadores, defendiendo con mucha intensidad y acelerando el juego cada vez que se abría una rendija para ello.






El Barça no dejó al rival imponer su ritmo aletargado

Era muy consciente el conjunto azulgrana de la difícil tarea que le aguardaba en las semifinales, curado de espantos por eso tras agotar hasta la última gota de sudor ante el Valencia. No en vano, había caído en todas las trampas amarillas en la liga, donde apenas anotó 57 puntos en el Santiago Martín. Con la lección aprendida, lo del WiZink fue algo muy distinto, un Barça mucho más eficaz y motivado ante el reto de repetir título en la mejor competición de la temporada.

El Barça no se desesperó al inicio, cuando el ritmo del Tenerife se impuso sobre el parquet. Apenas 17 puntos fueron capaces de anotar los azulgrana. En ningún momento se vieron caras largas en las filas azulgrana, en las que las ideas estaban de lo más claro. Ribas, Heurtel y Claver comenzaron llevando el peso, brillantes en las dos partes de la pista. En las filas canarias, Iverson, siempre temible en la pintura. plantaba cara y mantenía las cosas igualadas.

Inédito en el partido de cuartos frente al Valencia, sin atravesar su mejor momento del curso. Kuric compareció en el parquet para convertirse en un factor decisivo gracias a su acierto exterior.. El jugador norteamericano se apuntó a la Copa con la muñeca caliente y anotó dos triples seguidos al inicio del segundo cuarto que empezaron a poner tierra de por medio para los azulgrana (25-16, minuto 12). El Barça se mostró muy intenso. luchando cada rebote en defensa y en ataque y minimizando el poder ofensivo del Tenerife. Ni siquiera notaron los azulgrana el pasarse casi cuatro minutos sin anotar, compensada la falta de acierto con una enorme defensa. Esa intensidad les permitió correr, escenario en el que Hanga volvió a estar tan cómodo como Hitchcock detrás de una cámara.






Seis jugadores del Barça alcanzaron las dobles figuras en anotación

Doce abajo en el marcador (41-29), el Tenerife impuso un cambio de guión tras el descanso, abandonando el letargo para plantear una batalla ofensiva al Barça. Una táctica que recibieron con los brazos abiertos los de Pesic y aprovecharon para ensanchar aún más las diferencias. Seraphin, intrascendente ante el Valencia, se convirtió en un factor decisivo debajo de la canasta. También brilló un activo Pangos, un incordio para un Tenerife.

Pero como bien cuenta la leyenda, el equipo canario tiene más vidas que un gato y ni siquiera cuando Oriola le intentó cerrar el ataúd con un 2+1 a poco más de cinco minutos para el final (80-56) se dio por muerto. Y es que el Barça no pudo respirar hasta el bocinazo final tras una nueva exhibición de pundonor tinerfeña, con una defensa asfixiante ante la que los azulgrana se bloquearon por momentos. Una falta de Brussino a Ribas que derivó en una técnica a Vidorreta y su expulsión acabó por decidir el triunfo final de los de Pesic. El campeón podrá defender su titulo. Se lo ha ganado a pulso.


Ficha técnica

92 – Barcelona Lassa (17+24+31+20): Heurtel (11), Ribas (14), Claver (7), Singleton (2), Tomic (4) -equipo inicial-, Pangos (12), Seraphin (10), Hanga (11), Kuric (12) y Oriola (9).





86 – Iberostar Tenerife (15+14+23+34): White (3), San Miguel (6), Beirán (2), Abromaitis (24), Iverson (3) -cinco inicial- Staiger (6), Richotti (3), Niang (-), Brussino (3), Bassas (13), Saiz (8) y Gillet (5).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Antonio Conde y Carlos Peruga. Eliminaron por dos técnicas al entrenador del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta (min. 40).

Incidencias: Primera semifinal de la Copa del Rey de baloncesto disputada en el WiZink Center ante 13.150 espectadores.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: