Mientras el Barcelona se ejercitó ayer bajo una intensa lluvia para preparar el partido de Balaídos, los pronósticos auguran nulas posibilidades de precipitaciones hoy en Vigo, donde el campeón de Liga disputará un encuentro intrascendente como antesala del desenlace de las semifinales de la Liga de Campeones el martes en Liverpool. Ernesto Valverde no quiere dilapidar contra el Celta las fuerzas que pueda necesitar en Anfield y anuncia cambios en la alineación. El técnico considera que, a pesar de la ventaja 3-0 del Camp Nou, el enfrentamiento contra los reds no está finiquitado y no quiere que la ciudad de los Beatles sea recordada, como Roma, por una debacle azulgrana.





Luis Suárez, uno de los futbolistas con mayor actividad competitiva, se quedó a resguardo de la lluvia y se ejercitó en el gimnasio. Por el contrario, siete futbolistas del filial participaron en el entrenamiento y cuatro de ellos (Peña, Riqui Puig, Wague y Collado) entraron en una convocatoria en la que no figuran ocho de los titulares del pasado miércoles: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Suárez, Messi, Jordi Alba, además de los sancionados Rakitic y Busquets.


Ernesto Valverde

“La eliminatoria no está cerrada ni mucho menos; vemos jugar al Liverpool y sabemos de lo que es capaz”

La rotación será masiva, de proporciones similares a la que se produjo en Huesca, comenzando esta vez por la portería, donde Cillessen debutará esta temporada en un partido de Liga con la idea de rodarse para la final de la Copa el 25 de mayo. “Venimos de unas cuantas semanas de mucho esfuerzo y vamos a hacer cambios porque pienso que es necesario”, justificó Valverde, si bien garantizó la actuación de un equipo competitivo y comprometido con la victoria.

Las precauciones en el cuerpo técnico son máximas a pesar de que el Liverpool juega hoy a la misma hora que el Barcelona (20.45 h) en el campo del Newcastle, pero mucho más condicionado y presionado que el campeón de la Liga española. A falta de dos jornadas para la conclusión de la Premier, el equipo de Klopp no puede centrarse exclusivamente en la Champions porque, situado a un punto del líder, el Manchester City, todavía tiene opciones en Inglaterra. “No tiene tanta trascendencia pero puede ser una pequeña ventaja, quizá”, concedió Valverde.


“Recomiendo a los equipos que se están jugando algo que se ocupen de sus partidos”






El técnico extremeño no quiere esparcir ni un átomo de euforia. “Tenemos un buen resultado para la vuelta pero la eliminatoria no está cerrada ni mucho menos”, avisó. “Vemos jugar al Liverpool habitualmente y sabemos de lo que es capaz. Y ya vimos cómo jugó aquí y lo que nos costó”, precisó. En este sentido, el conjunto de Jürgen Klopp forzó cambios en el estilo del Barcelona “El contrario a veces nos impide hacer nuestro juego porque nos conocen desde hace tiempo. Nosotros tenemos que adaptarnos a las circunstancias y es lo que hacemos”, justifica el entrenador.

Situado a dos puntos de la zona de descenso, lo que para el Barça es poco más que un entrenamiento con público para Balaídos es un encuentro trascendental, si bien Valverde quiso tranquilizar al resto de los equipos inmersos en la permanencia garantizando la comparecencia de un equipo “motivado y con intención de ganar”. “Recomiendo a los equipos que se están jugando algo que se ocupen de sus partidos, que nosotros nos tenemos que encargar del Celta”, dijo, y recordó las suspicacias de la última jornada de la fase de grupos de la Champions. En el entorno del Inter se receló del interés de un Barça, ya clasificado, en el partido del Camp Nou ante el Tottenham. Los de Pochettino debían igualar el resultado del club italiano contra el PSV para pasar a octavos. El Tottenham empató, pero el Inter tampoco pasó de la igualada y quedó fuera. “Cada equipo tiene que preocuparse de su partido y nosotros ya nos ocuparemos del nuestro”, concluye Valverde.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: