El Banco de España ha elevado a 65.725 millones de euros el coste de las ayudas al sector financiero durante la crisis hasta diciembre de 2018. Esta cifra supone 1.376 millones más que el ejercicio anterior, un 2,13% de incremento, debido los mayores costes de la morosidad aparecida en la CAM (hoy propiedad del Banco Sabadell) y en Unnim (en manos del BBVA).

La suma comprende los 42.561 millones aportados por el FROB, es decir, el Estado, y los 23.164 millones aportados por los bancos a través del Fondo de Garantía de Depósitos. «Estos importes no incorporan los intereses y comisiones obtenidos o pagados, ni los gastos incurridos», aclara el Banco de España en su nota.

Para llegar a este cálculo, el supervisor considera que el valor de la participación del FROB en Bankia es de 9.560 millones, 300 millones menos que en 2017. El Estado inyectó 24.424 millones para rescatar este banco en 2012, aunque también Bankia ha devuelto al Fondo de Reestructuración público 3.083 millones por la venta de 15% de su capital en los mercados y los dividendos entregados. Con estas cifras, la hipotética perdida, hasta hoy, es del 50% aproximadamente aunque no es definitiva porque el Estado sigue en el capital y el banco está cotizado.

En cuanto al total de recuperaciones, según la información actualizada por el Banco de España, además de los 9.560 millones mencionados de Bankia, se sumaría a los 5.225 millones ya obtenidos -a razón de 4.477 millones por el FROB y 748 millones por el Fondo de Garantía de Depósitos- lo que sumaría un total de 14.785 millones de euros. Esta cifra supondría obtener el 22,5% del dinero colocado en el sistema financiero por la crisis.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: