No solo fue la ausencia de una escalerilla adecuada. El aterrizaje, este domingo en el aeroparque de Buenos Aires, del Airbus 310 de las Fuerzas Aéreas en el que viajaban los Reyes desde Madrid fue aún más accidentado ya que, mientras rodaba por la pista, una de sus alas rozó el parabrisas de otro avión, el Tango 4 reservado para los desplazamientos del presidente de Argentina, que se encontraba parado. La Zarzuela ha minimizado el incidente, calificándolo se un simple roce que no afectó al avión de los Reyes y solo rayó la pintura del aparato presidencial, mientras la web infobae. com, afirma que durante las maniobra en tierra en el sector militar del aeropuerto, “la puntera del ala del avión real pegó arriba del parabrisas del Tango 04 en las maniobras de posicionamiento”.





Según fuentes aeronáuticas, el incidente, del que a penas tuvieron constancia los pasajeros del avión de los Reyes, pudo haber sido causado por la baja intensidad de las linternas que portaba el señalero que guiaba al aparato por la pista que no eran la balizas bastón reflectivas reglamentarias. En su rodaje el ala del Airbus 310 de las FFAA chocó contra el parabrisas del avión presidencial de mucho menor tamaño.

Los reyes de España Felipe VI y Letizia caminan en medio de una guardia de honor tras ser recibidos por el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie.
(Mariscal / EFE)

La web Infobae.com publica fotografías del avión B737 500, conocido como Tango 4, en el que se ve como operarios están procediendo a la reparación de la pintura de su carcasa. El avión de los Reyes también se ha revisado, ya que este martes debe realizar el desplazamiento entre Buenos Aires y Córdoba, donde el miércoles se inaugura el Congreso Internacional de la Lengua Española, pero no se ha detectado ningún daño ni tan siquiera de poca consideración.

Ese incidente, del que no se supo en el momento de la llegada de los Reyes, hizo que el avión del Rey tuviera que esperar un cuarto de hora en la posición en la que se produjo el roce con el otro aparato hasta que se certificó que podía seguir rodando por la pista hasta el punto donde estaba dispuesta la alfombra roja para el recibimiento oficial.





El aparato rodó por la pista hasta el lugar en el que sus ocupantes tenían que descender, y hasta la puerta del avión se acercó una escalera de bajada. Sin embargo, la escalera no alcanzaba la altura de la puerta y fue retirada del avión a la espera de una solución que casi tres cuartos de hora después no se había encontrado.
El aparato rodó por la pista hasta el lugar en el que sus ocupantes tenían que descender, y hasta la puerta del avión se acercó una escalera de bajada. Sin embargo, la escalera no alcanzaba la altura de la puerta y fue retirada del avión a la espera de una solución que casi tres cuartos de hora después no se había encontrado.
(Mariscal / EFE)

Una vez comprobada la operatividad, el avión recorrió el camino previsto y fue al llegar a la posición de la llegada oficial cuando se comprobó que la escalerilla prevista no alcanzaba la puerta del aparato. La solución alternativa fue utilizar la escalerilla de otro avión de la presidencia argentina el Tango 1, que se está reparando y encerrado en un hangar al que solo se puede acceder por huella digital. Para poder sacar la escalerilla de ese recinto hubo que buscar, en domingo por la noche a una de las personas autorizadas lo que aún retrasó más la salida del avión de la comitiva oficial.

El fiasco de la escalerilla ha tenido consecuencias, ya que el jefe de protocolo del Ministerio de Asuntos Exteriores argentino, Marcelo Suárez, ha presentado su dimisión aunque de momento no ha sido admitida. Este alto funcionario no sería, sin embargo el responsable directo ya que fue la embajada de España quien contrató a una empresa de apoyo que, a su vez, contrató a Intercargo que opera en el aeroarque, el segundo aeropuerto de Buenos Aires, tras el internacional de Ezeiza, donde solo operan aviones para vuelos domésticos más pequeños que el Airbus de las Fuerzas Armadas.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: