Deporte

El Atlético es Griezmann


El disparo de Griezmann a la escuadra en una falta parecía una oportunidad perdida de las no muchas que prometía el partido para el Atlético. El Leganés no tenía muchas posibilidades de salir y los rojiblancos no disfrutaban de muchas facilidades para llegar. El equipo de Garitano respondió con un disparo de Gumbau al larguero. Y allí se acabaron las esperanzas del Lega.

Porque lo de Griezmann había sido sólo una prueba de puntería. A partir de ese momento se dedicó a marcar goles. No necesitaba más pruebas. Aprovechó un pase de Koke a la espalda de la defensa para meter el primero. Un mano a mano sencillo en el que Cuéllar sólo pudo encaminarse a la portería para sacar la pelota. En el segundo demostró que el ensayo del primer tiro libre había servido de algo. Mandó la pelota al rincón en un lanzamiento de falta. Cuéllar era un simple espectador. Griezmann se fue a celebrar el tanto con su entrenador, se acercó al banquillo y chocó la mano de Simeone. Una señal de que todo marcha bien. El tercero llegó de cabeza después de un centro de Filipe Luis desde la izquierda en la segunda mitad. Agradece el Atlético la presencia del lateral brasileño en el campo. Su importancia en ataque es todavía mayor que en defensa. En un equipo solidario como el Atlético en el que todos trabajan sus llegadas desde la izquierda se hacen muy importantes. Especialmente cuando uno de los centrocampistas de banda es Koke y todo el costado queda para que Filipe pueda aprovechar sus carreras.

El cuarto llegó desde el mismo lado, pero esta vez el regalo fue de Diego Costa. Griezmann enganchó la volea con la seguridad del que sabe que todo le va a salir bien. No pudo llegar el quinto porque Simeone lo cambió a falta de poco menos de veinte minutos para que descansara y se llevara el aplauso de su afición, que se dejó las manos y la garganta para agradecerle el partido cuando lo sustituyó Gameiro. Era la muestra de la reconciliación del «7» con la grada que no hace tanto le pitó. Con él se marchó Diego Costa, sustituido por Fernando Torres. Simeone se guardaba a sus dos delanteros para el partido del domingo contra el Barcelona.

Antes de irse, el internacional español tuvo tiempo de enfrentarse en un mano a mano con Cuéllar, pero su remate se marchó por encima del larguero. Parecía como si nadie quisiera estropear al francés su partido perfecto. Porque después marcó Godín, pero la jugada estaba anulada por fuera de juego. Y el disparo de falta de Saúl se quedó en un «uy» que rozó el poste.

Los goles de Griezmann sirvieron para despertar al partido de las pequeñas microsiestas en que se metía de vez en cuando. El Atlético apretaba el acelerador cuando era necesario, pero sin derroches innecesarios, que sus posibilidades de ganar la Liga se juegan el domingo en el Camp Nou. El Leganés ofrecía poco más que los detalles de Gabriel. En la primera parte puso un balón en el área que Eraso no mandó a gol por centímetros. Pero Garitano lo sustituyó al descanso. No merecía la pena desgastarlo con el equipo perdido.

El Atlético ha recuperado su mejor versión con la llegada de Diego Costa y, sobre todo, ha recuperado al mejor Griezmann. Echaba de menos un goleador el Atlético en la primera vuelta, pero desde la llegada del hispanobrasileño es el francés el que mete los goles. En los últimos ocho encuentros viajaba a un ritmo de gol por partido. Con los de ayer ya ha marcado doce en los últimos nueve entre la Liga y la Liga Europa.

Su único «error» es que empezó el partido al revés. Decía Johan Cruyff que, cuando el equipo va ganando cuatro o cinco a cero, a veces el espectador celebra más un tiro al larguero que un gol más. Como si el sonido del larguero sirviera para animar la fiesta. Griezmann empezó por mandar la pelota al larguero. La fiesta llegó después.

– Ficha técnica:

4 – Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Koke, Thomas (Vitolo, m. 60), Saúl, Correa; Griezmann (Gameiro, m. 70) y Diego Costa (Fernando Torres, m. 70).

0 – Leganés: Cuéllar; Bustinza, Mantovani, Ezequiel Muñoz, Diego Rico (Amrabat, m. 46); Omar Ramos, Gumbau, Gabriel Pires (Mozo, m. 46), Raúl García; Eraso (Naranjo, m. 55); y Guerrero.

Goles: 1-0, m. 25: Griezmann culmina un pase perfecto en profundidad de Koke. 2-0, m. 35: Griezmann, de falta directa. 3-0, m. 55: Griezmann cabecea un centro de Filipe Luis. 4-0, m. 67: Griezmann volea un pase de Diego Costa.

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Amonestó al local Griezmann (m. 69) y al visitante Gumbau (m. 52).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 35.033 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Enrique Castro, ‘Quini’, exjugador del Sporting de Gijón y del Barcelona, fallecido el martes a causa de un infarto.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment