El Arzobispado de Barcelona mantiene para esta tarde la celebración de una misa en recuerdo de las personas fallecidas por la COVID-19 en la Basílica de la Sagrada Familia, a pesar de que el Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (Procicat) no dio la autorización al acto por superar las diez personas previstas para ceremonias religiosas.

Está previsto que el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, presida a las 19:00 horas esta misa funeral por el eterno descanso de las víctimas del coronavirus y por el de los fallecidos por otras causas durante el tiempo de confinamiento y que no han podido ser despedidos por sus familiares en una ceremonia católica.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: