Un 44% de los catalanes son partidarios de la independencia, según el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. Este porcentaje representa el apoyo más bajo a la separación en los dos últimos años. Los contrarios a la independencia son el 48,3% de los ciudadanos, según el CEO.

El apoyo a la independencia más bajo se registró en junio de 2017, cuando un 41,1% de los catalanes querían separarse de España. A partir de octubre de 2017, cuando se celebró la consulta ilegal de independencia, los partidarios de la secesión habían oscilado, según los resultados de las encuestas del CEO, entre el 46,7% y el 48,7%. El último barómetro de la Generalitat, de abril de 2019, el apoyo a la independencia era del 48,4%.

Un 34,5% de los ciudadanos consultados respondieron que prefieren que Cataluña sea un Estado independiente, el porcentaje más bajo de respuest desde febrero de 2012. Frente a este descenso, destaca el ascenso de las opciones por una España federal (del 21,5% de abril al 24,5% actual) y la apuesta por mantener a Cataluña como comunidad autónoma (27%).

Otro de los aspectos que valora la encuesta es la gestión del actual Govern. Los resultados apuntan a que un 56% de catalanes suspenden al Ejecutivo de Quim Torra, mientra que solo lo aprueban el 40% de los encuestados. En este punto destaca la puntuación que otorgan los encuestados que se declaran votantes de Esquerra; uno de cada tres simpatizantes republicanos suspende la Generalitat, gobernada por Junts per Catalunya y ERC.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: