El buque de rescate Aita Mari, que se encuentra junto con el Open Arms en la costa este de Sicilia para reducir el impacto de la borrasca, ha pedido una respuesta «urgente» de Malta o Italia para desembarcar a los 76 migrantes que transporta y ha asegurado que la situación a bordo «es muy complicada».

Según ha explicado este domingo la ong Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) responsable del Aita Mari en un comunicado, las condiciones climatológicas han empeorado, con olas de «dos y tres metros» que hacen «muy complicada la vida a bordo» del buque que el pasado jueves rescató a 78 emigrantes de una patera a la deriva en el Mediterráneo.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: