El aeropuerto de Hong Kong reanudó sus operaciones a primera hora de este martes (tiempo local), según informaron las autoridades aeroportuarias, un día después de que el tráfico quedara interrumpido cuando miles de manifestantes ocuparon las salas de llegada. «Reanudamos las facturaciones», dijo una vocera del aeropuerto a la agencia France Presse. En las pantallas de información de la zona de salidas se anunciaba el embarque inminente de varios vuelos, mientras los demás mostraban los nuevos horarios de despegue.

El aeropuerto de Hong Kong ha informado de la reprogramación de vuelos para este martes 13 de agosto a través de su página web y ha pedido a los usuarios estar pendientes de las últimas actualizaciones en las próximas horas en su página y en su aplicación para móviles. 

Miles de manifestantes llegaron este lunes al aeropuerto para expresar su rechazo a la violencia de las fuerzas de seguridad. Este fin de semana, la policía de la ciudad arremetió contra los manifestantes en diferentes puntos de la urbe, dejando decenas de heridos. La respuesta de la autoridad ocurre en la línea de las declaraciones del Gobierno chino, que ha criticado con dureza las protestas.

Desde que empezaron las manifestaciones, hace ya varias semanas, el aeropuerto ha sido uno de los objetivos de los ciudadanos. La respuesta policial esta vez provocó la llegada masiva de ciudadanos a la sala de llegadas, que no abandonaron hasta la noche del lunes. 

El aeropuerto de Hong Kong es clave en la comunicación aérea mundial, tanto en número de pasajeros como en volumen de productos. En 2017 lo emplearon unos 73 millones de personas, lo que lo convierte en el octavo aeropuerto más transitado del mundo y el tercero de Asia, solo por detrás de Pekín y Tokio. Su papel es aún más importante en el flujo de mercancías: desde 2010 es el primero del mundo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: