Los 12.676 vecinos de Moralzarzal, municipio de la sierra madrileña, conocen por su Ayuntamiento los niveles de gas radón de la localidad que ha publicado un mapa de riesgo de los índices que se ha llevado a cabo en los tres últimos meses. El 63% de la superficie de Moralzarzal se encuentra por encima del límite marcado por la Unión Europea.El radón, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la primera causa de cáncer de pulmón en no fumadores y la segunda en fumadores, después del tabaco. Se trata de un gas incoloro e inodoro, por lo que la única forma de saber si se tiene en casa es a través de un medidor. Aunque, según el alcalde de Moralzarzal, Juan Carlos Rodríguez Osuna, “no existen datos de una mayor incidencia de casos de cáncer de pulmón en la zona, que pudiera disparar las alarmas”.

Antes de dar a conocer los resultados, se instalaron 135 dispositivos de medición, tanto en viviendas particulares de diferente tipología, instalaciones municipales y en suelo. Según los datos recogidos durante tres meses y posteriormente analizados, un 15% de las viviendas analizadas se sitúan por encima de los 300 becquerelios por metro cúbico, nivel máximo de referencia que marca la Unión Europea en lugares de trabajo y en cualquier recinto cerrado.

Los datos arrojan también que más de la mitad de las viviendas muestran mediciones por debajo de los 200Bq/m3, aunque dos, en concreto, han superado los 800Bq/m3. En total, según el estudio, que se ha realizado a una escala de 1/15.000 el 63% de la superficie de Moralzarzal se encuentra por encima del límite marcado por la UE.

Las medidas que se pueden tomar para el descenso de la concentración de radón, según el Ayuntamiento de Moralzarzal, son relativamente sencillas. La más fácil, según ha indicado la concejala de Medio Ambiente, Susana Villarreal, “es la ventilación de las viviendas”. En los casos más relevantes, que se encuentran por encima de los 500Bq/m3, la medida recomendada es “realizar una despresurización del terreno por medio de una arqueta y un extractor de aire, cuyo objetivo es sacar la acumulación del radón de debajo de la vivienda”.

Juzgados de Colmenar

La Consejería de Justicia ha encargado un estudio de similares características al del Ayuntamiento de Moralzarzal para que se analicen los niveles de gas radón en los juzgados de Colmenar debido a la localización de una piedra de granito, en una zona no transitada, que podría emitir alto niveles de gas radón. Once empleados, según Comisiones Obreras, han padecido cáncer en los últimos años en esas dependencias.

En 2017, ante una denuncia del personal del Juzgado número 3 –se detectaron cinco casos de cáncer de los diez trabajadores de ese departamento-, la Consejería de Justicia realizó un informe que sentenciaba que “no había causa común entre ellos”. Las afectadas, cinco mujeres, padecieron cáncer de mama, colon y un linfoma de Hodgkin y lo que parece claro, según los expertos, es que el gas radón en grandes dosis puede provocar cáncer de pulmón.

El sindicato CC OO presentó una denuncia en la que se afirmaba que había “altos niveles de gas radón” en un espacio hueco en la base del edificio que está cerrado y al que no acceden las personas. La medición, según laen una medición de gas radón hecha por uno de los funcionarios a título personal y que carece de cualquier valor: se hizo de manera puntual y sin equipo ni análisis homologados.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: