Sin más dilación, te indicamos algunos ejercicios que puedes hacer en casa.

Ejercicios que puedes hacer en casa valiéndote de tu propio peso

1)     Flexiones

Las flexiones son uno de los ejercicios más completos que podemos hacer en casa. Nos ayuda a desarrollar tanto los bíceps como los pectorales, siendo muy prácticos para definirlos.

Lo más recomendable es utilizar una esterilla para no forzarnos: nos tumbamos boca abajo sobre la misma, estiramos las piernas y los brazos hacia el suelo. Elevamos el cuerpo utilizando los brazos y nos aseguramos de que la espalda esté completamente recta para evitar lesiones.

Un buen entrenamiento para empezar sería hacer 15 flexiones por cada serie.

2)     Abdominales

Las abdominales combinan estupendamente con las flexiones. Es otro de los ejercicios que podemos llevar a cabo con nuestro propio peso. Para evitar cualquier lesión, puedes seguir estos pasos:

Empezamos tumbándonos boca arriba y levantamos las piernas hasta que lleguen a los 90º. Nos aseguramos de que la espalda esté recta en posición con el suelo y colocamos los brazos cruzados en el pecho. Será entonces cuando nos levantaremos y es cuando haremos el esfuerzo de los abdominales.

El gran error es ayudarnos de los músculos de la zona de la espalda: este comportamiento podría propiciar la aparición de lesiones.

3)     Plancha

La plancha en un ejercicio bastante intenso que requiere de bastante práctica para lograr resultados.

Empezamos tumbándonos boca bajo, colocando los 2 antebrazos en el suelo y procedemos a elevar la espalda. Manteniendo los pies en puntillas debemos aguantar un mínimo de 60 segundos.

Para evitar lesiones, el cuerpo lo mantendremos recto y contraído. Si notamos alguno dolor muscular intenso, deberíamos parar.

4)     Sentadillas

Las sentadillas se pueden llevar a cabo de muchas maneras. La más sencilla y recomendada para empezar es aquella que se puede llevar a cabo estando de pie, recto. Bajaremos el cuerpo utilizando nuestras piernas, flexionándolo hasta llegar a un ángulo de 90º. Una vez lo hagamos, el objetivo es aguantar el máximo tiempo posible en dicha posición.

Volvemos a la posición de inicio y volvemos a repetir el proceso.

5)     Zancadas

Para hacer zancadas nos ponemos de pie, mantenemos la espalda recta con las manos hacia abajo y los pies siguiendo el ancho de las caderas. Avanzamos hacia adelante y bajamos la pierna con la que hemos avanzado, formando un ángulo de 90º.

Recuerda que también es interesante hacer algo de cardio, y aquí si que puede ser necesario comprar un buen modelo de cintas de correr en casa. Hay modelos muy variados que se adaptarán al espacio disponible.

Añade estos ejercicios a tu planning y verás cómo te mantienes en forma.




Fuente: Estrella Digital

A %d blogueros les gusta esto: