Estados Unidos ha ordenado a todo el personal diplomático no esencial que abadone su embajada en Bagdad y el consulado en Erbil, la capital del Kurdistán irakí, ante la escalada de tensión entre Washington y el vecino Irán. Mientras, el Ejército alemán ha suspendido la formación de personal local en Irak, también debido a la creciente tensión regional.

Estados Unidos ha subido la presión sobre Irán en los últimos días. Acusa al país de planear ataques «inminentes» en la región y ha reforzado su presencia militar en el Golfo. A raíz de esta decisión, los servicios de emisión de visados se suspenderán de forma temporal en los consulados de Bagdad y Erbil, según un comunicado de la Embajada.

En la nota, en la que no explica el motivo por el que se ha ordenado la evacuación, se advierte de que la capacidad de proveer servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Irak será «limitada» mientras dure la suspensión. La Embajada ha recomendado a sus ciudadanos que salgan de Irak «tan pronto como sea posible» por medios de transporte comerciales, que eviten instalaciones estadounidenses en Irak, que revisen sus planes de seguridad personales y que estén atentos a los medios de comunicación locales.

La evacuación del personal diplomático se produce en pleno aumento de tensión entre Washington e Irán, vecino a Irak y con gran influencia en Bagdad. En la última semana, EE UU ha enviado al golfo Pérsico el portaaviones USS Abraham Lincoln, el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot y bombarderos, tras denunciar que había detectado «indicios» de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas e intereses en Oriente Medio. España ha retirado la fragata Méndez Núñez del grupo de combate de EE UU en el golfo Pérsico.

Por su parte, Alemania ha suspendido las operaciones de formación de personal local, lo que afecta a unos 160 militares desplegados, según indicó la agencia alemana de noticias DPA. Cerca de un centenar se encuentran en la zona kurda del país, en el norte y el resto en el complejo militar de Taji, al norte de Bagdad.

La decisión de suspender los trabajos de formación tiene un carácter preventivo, según informó un portavoz del ministerio de Defensa, que negó que haya amenazas concretas a objetivos alemanes. Indicó además, que no descartan que las operaciones se reanuden próximamente.

La suspensión tuvo lugar a principios de semana y en coordinación con los socios de la coalición de la lucha contra el autodenominado Estado Islámico, según publica Der Spiegel citando círculos militares. Los representantes de Defensa en el Bundestag fueron informados de los nuevos movimientos en la zona este miércoles.

También el gobierno de los Países Bajos ha suspendido este miércoles su misión de entrenamiento militar a iraquíes en Erbil, según informa la agencia holandesa ANP.

El Ejército estadounidense expresó este martes su preocupación ante la existencia de «amenazas inminentes» por parte de fuerzas respaldadas por Irán contra las tropas de Estados Unidos en Irak. Previamente el general británico Chris Ghika de la coalición que lidera EE UU en Irak y Siria había contradicho las advertencias lanzadas por Washington.

El pasado septiembre Estados Unidos cerró su consulado en Basora, al sur del país, después de que se registraran disparos en las inmediaciones del edificio, de los que Washington culpó a las milicias apoyadas por Irán. Los disparos en las cercanías del consulado de Basora se produjeron en el contexto de unas protestas multitudinarias, motivadas por una crisis en el sistema de abastecimiento de agua, en las que también resultó incendiado el consulado iraní.

 




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: