Estados Unidos quiere volver a liderar la carrera espacial y quiere que sea rápido. El vicepresidente Mike Pence celebró este sábado el 50 aniversario de la misión del Apolo 11 adelantando que en los próximos cinco años volverá a repetirse la odisea. Esta vez, con una mujer en la tripulación. «El Apolo 11 es el único evento en el siglo XX que puede que sea recordado ampliamente en el siglo XXX», aseveró Pence en el centro espacial Kennedy de Florida, el mismo lugar donde hace medio siglo la NASA se atribuyó el lanzamiento que cambiaría para siempre la relación del hombre con el espacio.

«Si Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Mike Collins no son héroes, entonces no hay héroes», afirmó el vicepresidente acompañado de Aldrin, el segundo hombre en pisar la Luna. La plataforma que hizo historia en 1969 ahora acoge a Orion, la nave que pretende llevar a la próxima tripulación de astronautas al espacio profundo, haciendo una parada en la Luna, para llegar finalmente a Marte. El programa, que cuenta con la colaboración de la Agencia Espacial Europea (ESA), ha sido bautizado como Artemisa, el nombre de la diosa griega y hermana gemela de Apolo. «Estados Unidos regresará a la Luna en los próximos cinco años», afirmó Pence. «Le he dado instrucciones a la NASA para que envíe al próximo hombre y a la primera mujer a la Luna y dé el siguiente salto gigante: enviar estadounidenses a Marte», escribió Donald Trump en el comunicado para conmemorar el aniversario del Apolo 11.

Trump, que en el pasado no se ha mostrado muy entusiasmado con la idea de tener que pasar por la Luna antes de ir a Marte, volvió este viernes a transmitir sus aprensiones. En un acto celebrado en el Despacho Oval de la Casa Blanca, el republicano afirmó: “No sabemos lo que vamos a encontrar en Marte, pero seguro que será un viaje interesante. Y para llegar a Marte hay que aterrizar en la Luna, o eso dicen”. Los astronautas Aldrin y Collins participaron estaban presentes, así como los familiares de Armstrong y Jim Bridenstine, administrador de la NASA. Según Aldrin fue una reunión «excelente», en la que discutieron el el futuro de EE UU en el espacio y los desafíos que se vienen. Cerró su comentario un Twitter con un mensaje que causó polémica: «Keep America Great in Space», haciendo referencia al lema de campaña de Trump 2020 Keep America Great Again.

«El programa espacial estadounidense está de vuelta. Está de vuelta con una venganza», dijo este sábado Bridenstine, en el centro espacial de Florida. «Todos amamos a Apolo. Pero en el programa de Artemisa vamos a ir a la Luna de manera sostenible, y esta vez tenemos un cuerpo de astronautas muy diverso y altamente calificado, que incluye mujeres». En un principio estaba previsto que la misión tuviese lugar en 2028, pero Trump anunció en marzo que se adelantaría a 2014 y en mayo anunció una inyección adicional de 1.600 millones al presupuesto de la NASA para regresar al espacio “a lo grande”.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: