Cultura

Edward James Olmos: “Somos muchos latinos, seremos más, nos tienen miedo” | Cultura


“Los 70 son los nuevos 68. Me veo bien a mi edad”, bromea Edward James Olmos (Los Ángeles, 1947) en la rueda de prensa de presentación de su Premio Platino de Honor, reconocimiento que esta noche recibirá en la IV ceremonia de los galardones del cine latinoamericano, que se celebra en Madrid. Cara a cara reconoce que está cansadísimo: “Llevo muchas horas sin dormir. El jet lag me ha hecho polvo”. Su sonrisa casi esconde la potencia de su mirada, unos ojos taladradores que han marcado una carrera fructífera: dio vida al teniente Castillo en la serie Corrupción en Miami, participó en Blade Runner, Muerte en Granada, Canción triste de Hill Street, Galáctica o I’m Still Here, fue candidato al Oscar por Lecciones inolvidables, ha dirigido películas como American Me (Sin remisión) y acaba de participar en Blade Runner 2049. “No puedo hablar de ella, lo siento”. Además, durante dos décadas ha encabezado el festival de cine latino en Los Ángeles.

Una leyenda sin pelos en la lengua: “He estado muchos años peleando en mi país por la comprensión del arte latino. Somos muchos latinos, seremos más, nos tienen miedo”. Esta idea la repite varias veces de diversas formas (“Nos desprecian porque nos temen”), y apoyada en números: “Sumamos el 20% de la población estadounidense , pero en pantalla solo somos el 4% de los personajes. Duele mucho. Por cada dolar que gasta en cine un no latino, el latino gasta cinco. Y el 37% de la taquilla del primer fin de semana en Estados Unidos procede de público latino. Incluso ha llegado al 56% con La guerra del planeta de los simios”. Olmos habla despacio: su mente funciona en inglés y con el cansancio a veces no encuentra la palabra española. “Pero paciencia, soy mayor, sé que hay un equilibrio universal. Donald Trump no está preparado para el cargo, preside como si liderara una de sus empresas. Nos está dividiendo mucho con su idea del muro. Pero paciencia, todo cambiará”. Puede ir a peor. “Bueno, están aumentando las discriminaciones raciales, cierto, y Trump es producto de los ocho años de mandato de Obama, porque parte de EE UU no soportó un presidente afroamericano. Yo soy optimista”.

Un impulso de ese cambio se debe al uso del idioma: “Sin olvidarnos del español, están aumentando los programas de televisión latina en inglés. Eso incrementará la audiencia. Por otro lado, tenemos que sentirnos más orgullosos de nuestro origen, impulsar nuestro arte. De la ahí la importancia de iniciativas como los Premios Platino. Fíjate en cómo elige el público afroamericano sus comedias y sus estrellas. Creo que ahora ha llegado nuestro momento. Aprovechemos las nuevas plataformas digitales, HBO, Netflix, Hulu, para meter nuestras historias, para atacar el subconsciente del espectador”.

“Donald Trump no está preparado para el cargo, preside como si liderara una de sus empresas”

Además de actuar, Olmos ha dirigido. ¿Menos de lo que hubiera querido? “Ocupa mucho tiempo, siempre recibía ofertas como actor… Y a veces no he logrado producir las historias que quería contar. Ahorita mismo estoy produciendo e interpretando una película dirigida por mi hijo, que se llama Windows of the World, por el restaurante que había en la cúspide de una de las Torres Gemelas. Yo encarno a un trabajador que desaparece el 11-S y uno de mis hijos, desde Monterrey, tras dos semanas sin noticias de mí, viaja hasta Nueva York en mi búsqueda”. ¿Qué le alegra la vida? “Pues mira, estamos desde el festival realizando una iniciativa para niños de 7 a 9 años. Vamos a los colegios públicos a mostrarles películas, a enseñarles a ver cine y a que vean los cambios inmensos vividos en la comunidad latina”. Ahí sale el alma de un niño que soñaba con ser jugador de béisbol y que tuvo que elegir entre ser estrella de rock -llevaba camino para ello- o actuar. “Elegí bien”.

Una última pregunta, se escucha. ¿Es consciente de lo famoso que es el teniente Castillo en España? “No. ¿Sí? Nunca he pasado suficiente tiempo aquí. Pero es que el personaje de Castillo es popularísimo en todo el mundo. Me fue bien”.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment