La alpinista Edurne Pasabán, primera mujer en escalar los 14 ochomiles ha lanzado un mensaje importante sobre el empoderamiento de las mujeres y niñas con discapacidad, a quienes ha asegurado que “todas las mujeres tenemos que ser las protagonistas de nuestras propias vidas”.

Fueron unas declaraciones realizadas con motivo del III Foro Social de Mujeres y Niñas con Discapacidad, celebrado este jueves y este viernes en el Hotel NH Pamplona Iruña Park y cuya organización corrió a cargo de la Fundación CERMI Mujeres.

El encuentro, que ha tenido como lema ‘Unidas en la diversidad’, ha contado con la financiación del Gobierno de Navarra, el Ministerio de Sanidad, consumo y bienestar social, Grupo Red eléctrica, Fundación Repsol, el Ayuntamiento de Pamplona y Obra social “La Caixa”.

Sus complicados inicios

La alpinista rememoró las dificultades que tuvo al principio de su carrera y como, por insistencia, logró escalar el Everest, para poco después conseguir hacer cima también en el K2, considerada «la montaña más difícil. Me tuvieron que amputar varios dedos del pie, pero me lo propuse y lo conseguí”, explicaba todavía emocionada.

También explicó que en 2006 atravesó una fuerte depresión, que le obligó a estar hospitalizada, pero se repuso y volvió al alpinismo hasta completar los 14 ‘ochomiles’, que definió como el proyecto de su vida.

Se puede hacer una vida normal teniendo una enfermedad mental. Yo creo mucho en el profesional médico y en la Medicina, y no pasa nada porque yo cada día me tome un antidepresivo”, explicó Pasabán, quien indicó que es clave “rodearse siempre de buena gente. Gente que os quiera y os respete como sois”.

Mi sueño era escalar ‘ochomiles’, pero vosotras tendréis otros distintos. Os animo a vivir y a luchar por esos sueños aunque a veces sea muy difícil”, arengó la alpinista a las más de 300 mujeres y niñas con discapacidad presentes.7

Practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: