Ciencia

Eclipse solar 2017: Tocar el eclipse con la mano | Ciencia


Lo llaman “el gran eclipse estadounidense”, y no es para menos. Esta tarde, la Luna bloqueará momentáneamente la luz del Sol que llega a la Tierra, y proyectará su sombra en una franja que recorrerá de costa a costa los Estados Unidos. Es la primera vez en cien años que un evento de esas características ocurre en el país, por lo que la expectativa es muy alta tanto para los astrónomos que estudiarán el fenómeno como para los simples curiosos que verán el espectáculo. Pero, ¿qué pasará con las personas con ceguera u otra discapacidad visual? La NASA y un equipo de profesores han diseñado un libro táctil para que ellas también puedan disfrutar lo que sucederá en el cielo.

Bautizada Sentir los eclipses (Getting a feel of eclipses, en inglés), la guía explica en sistema de lectura braille los detalles del fenómeno que ocurrirá el próximo mes. A través de tres gráficos táctiles, el texto brinda una ilustración de la interacción y el alineamiento entre el Sol, la Luna y la Tierra. También cuenta con otras actividades que ayudan a clarificar lo que sucede en estos eventos.

“A medida que empiece a oscurecer, el libro brindará una mejor comprensión de la geometría y la ubicación de la luna entre el Sol y la Tierra, y explicará el proceso del eclipse”, afirma Cassandra Runyon, del Departamento de Geología y Geociencias Ambientales de la Universidad de Charleston de Carolina del Sur.

Para eso, el primer gráfico táctil cuenta con una ilustración de la alineación del Sol, la Luna y la Tierra cuando se produce un eclipse solar. Eso solo puede suceder durante la fase de luna nueva, el momento en el que el satélite está ubicado entre nuestro planeta y el sol. Sin embargo, no pasa cada vez que se llega a esa fase, porque la órbita lunar está inclinada respecto de la del planeta con el Sol. 

El libro cuenta con tres ilustraciones: una que muestra la alineación de la Tierra, la Luna y el Sol durante el eclipse, otra que muestra las distintas fases en las que se desarrolla el eclipse, y una última que representa un mapa de los Estados Unidos con la trayectoria que seguirá la franja del eclipse total

La segunda ilustración ofrece información sobre las etapas de este fenómeno, desde la cobertura parcial a la total. Un eclipse solar ocurre en algún punto del planeta más o menos cada 18 meses, pero rara vez un observador está en el punto justo del planeta para ver cómo la luna bloquea el sol totalmente. Es tan inusual que, según la NASA, si una persona se quedase en un mismo punto de la Tierra, solamente podría encontrarse en la franja del eclipse total una vez cada 375 años.

Finalmente, el tercer gráfico táctil representa un mapa de Estados Unidos con la trayectoria que seguirá la franja del eclipse total. El fenómeno comenzará en Oregón, en el noroeste del país, y atravesará 14 estados, hasta llegar a Carolina del Sur, en el sureste.

“Lo que hacemos es preparar a la gente para el evento, para que entiendan lo que pasa”, sintetiza David Hurd, profesor de la Universidad Edinboro, de Pensilvania. Durante el eclipse, el entorno será diferente. Se pondrá más fresco y, quizás, las personas ciegas escucharán hablar sobre algo que sucede en el cielo. “Brindar esta información permite que la gente participe, que también y experimente”, señala Hurd.

Una ‘app’ que guía durante el eclipse

El libro también cuenta, en la portada, con un código QR que dirige hacia una aplicación móvil que funciona como guía sobre todo el proceso. Además, brinda información sobre el contexto. Por ejemplo, explica lo que sucederá con la temperatura: se estima que baje en forma brusca unos cinco grados.

Hasta ahora, el equipo ha distribuido esta guía a través de bibliotecas o escuelas a las que asisten personas con discapacidad visual. También presentan el libro en eventos en los que entran en contacto con la emoción y el agradecimiento de la gente. “Los estamos incluyendo al distribuir este material que inspira a explorar el Sistema Solar con nosotros y a sumarse a los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática”, añade Joseph Minafra, del área de Liderazgo para la Innovación y las Asociaciones Técnicas de la NASA.

Las respuestas han sido, según Runyon, “abrumadoramente positivas” y ya hay pedidos de más ejemplares. Bien lo sabe su colega Hurd, que guarda una de las devoluciones que le hizo llegar un estudiante de cuarto grado. “Gracias, gracias. Amo el libro. Amo aprender lo que realmente es un eclipse solar y me emociona que esté por suceder pronto. No puedo verlo, pero sé que podré sentirlo”, dice el mensaje.

“De esto se trata todo. Esto es por lo que trabajamos”, resalta el profesor, que ahora prepara otros libros en braille centrados en diversos objetos celestes. Junto al equipo que armó la guía sobre el eclipse, Hurd tiene planes de editar ejemplares sobre pequeños cuerpos del sistema solar, como las lunas de Marte y los asteroides. En los planes, también hay uno sobre meteoritos, con la difícil tarea de explicar su composición en formato táctil, y otro sobre mundos con océanos, porque la Tierra no es el único planeta que los tiene.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment