Moda

Duyos reinterpreta la chaquetilla para la alta cocina | Estilo


A mediados de 1800 Marie-Antoine Carême, reconocido gastrónomo francés, diseñó los uniformes de los cocineros. Desde entonces, han tenido que pasar casi 200 años para que la reconocible chaquetilla de los chefs haya sido objeto de una reinterpretación. Si en los últimos años ha sido la alta cocina la que ha experimentado grandes revoluciones, ahora el diseñador Juan Duyos (Madrid, 1968) ha querido hacer lo propio al ser el elegido para rediseñar esta prenda.

“Yo veía las chaquetillas y pensaba, por qué están tan descuadradas, por qué el hombro no está en su sitio. Las proporciones no son las correctas, los cuellos son demasiados altos…”, se repetía el diseñador una y otra vez. Hasta que de la mano de la Guía Repsol ha podido crear un diseño más limpio y simétrico. Las aproximadamente 500 chaquetas que el creador tendrá que confeccionar a medida servirán como un reconocimiento distintivo con el que la Guía Repsol obsequiará el próximo noviembre a los cocineros que sean merecedores de sus famosos soles. “Quería que los cocineros se sintieran premiados”, aseguró este miércoles la directora de la guía gastronómica, María Ritter.

Como muchas de las grandes alianzas, esta nació de la amistad. Una tarde mientras conversaban a Ritter se le ocurrió la idea y Duyos, que es “muy curioso”, no dudó en aceptar el reto. “No quería hacer otra prenda que no fuese la chaquetilla”, remarcó en la presentación.

La nueva versión está elaborada con materiales reciclados. El 50% es algodón de ropa usada y tiene otro 50% de plástico reciclado de botellas. El material fue realizado en el centro de tecnología de Repsol y Duyos pudo ser testigo del proceso. “Era como estar en Marte”, reconocía este miércoles el creador mientras demostraba que algunas de las propiedades de esta prenda es que el tejido permite que los líquidos resbalen y que sea resistente al calor. “No se mancha y absorbe el agua”, añade. Para el diseñador trabajar con este material fue algo nuevo, pues está acostumbrando a tratar con tejidos nobles como las sedas, gasas y algodones. Aunque esta no es la primera vez que se adentra en una cocina, el año pasado creó una camisa, un delantal y una faltriquera en exclusiva para el chef Diego Guerrero.

María Ritter, y al modisto Juan Duyos, con la chaquetillas. EFE

Aunque a simple vista pareciera que la interpretación de Duyos está más relacionada con estilo que con la practicidad, en el fondo cada detalle tiene una investigación de fondo. “Investigamos la historia de la prenda. Así nos enteramos que tiene un pasado relacionado con la milicia y los monjes”, explica el creador. Los años pasaron y las necesidades cambiaron. Por eso en este diseño, se eliminaron los bolsillos y las trabillas. Mientras que para lograr un estilo limpio Duyos añadió una botonadura oculta y cambió el cuello mao por uno “más moderno”. Tras 20 años inspirándose en las mujeres, Duyos no pasó por alto un importante detalle: las chaquetillas no estaban pensadas para ellas. “Las cocineras se ponían las tallas pequeñas de la de los hombres. No tenían pinzas de pecho…”, analizó Duyos, inmerso en los últimos detalles de la próxima colección que presentará en la Madrid Fashion Week de septiembre.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment