La llegada de la implementación obligatoria del registro horario en las empresas desde el 12 de mayo aún genera muchas dudas y críticas entre trabajadores, sindicatos y patronales. La forma de registrar las horas de trabajo –ya sea usando tecnología o de forma manual– y la participación de los trabajadores en el proceso siembran varios interrogantes.

En este último caso, la catalana Foment del Treball anunció este miércoles que pedirá al Gobierno que haya “más certeza jurídica” antes de que entre en vigor la nueva normativa. El director de relaciones laborales y asuntos sociales de Foment, Javier Ibars, y la presidenta de la Comisión Laboral y de Recursos Humanos de la patronal, María Ángeles Tejada, criticaron la nueva medida que aprobó el Gobierno español hace unos dos meses, pidieron se clarifique y consideraron que perjudicará a las pequeñas y medianas empresas.






Impacto

Los empresarios critican la rigidez del nuevo sistema y el coste suplementario, gravoso para las pymes

Ibars explicó que Foment y la CEOE se reunieron recientemente con representantes del Gobierno y de la Inspección de Trabajo, entre otros, para que las empresas que no tengan a punto el sistema de control horario en las próximas semanas o meses pero demuestren que están trabajando en su implantación no sean sancionadas o “haya cierta benevolencia”.

Esto, según el director de relaciones laborales y asuntos sociales de Foment, es una prueba de que la propia Administración reconoce que no tiene claro cómo aplicar la nueva normativa y que se ha hecho de una “manera precipitada”.

Ibars señaló que la nueva normativa causa “desazón” entre los empresarios y añadió que hay casuísticas en cada uno de los lugares de trabajo, en especial en empresas de la nueva economía, que por ahora no hacen viable su implantación.

Existen diversos mecanismos para el control de la jornada, desde los tecnológicos a los manuales
(Bounce / Getty)

En este sentido, la presidenta de la Comisión Laboral y de Recursos Humanos de la patronal, María Ángeles Tejada, comentó que el objetivo debe ser “trabajar por objetivos, que te guste el trabajo y que esté bien retribuido” y ha criticado la “rigidez del nuevo sistema”. “No parece que vaya a ser la mejor fórmula. Desde siempre ha habido control horario en la industria”, continuó Tejada, que también insistió en el “coste suplementario” que supondrá la implantación de este control , al que muchas empresas no podrán hacer frente.






Jornada laboral

CC.OO. ve “bastantes problemas” si el registro es manual

Al no existir una única forma de registrar la jornada, existe la posibilidad de que se haga de forma manual. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, apuntó este miércoles que ve “bastantes problemas” para cotejar la veracidad de los registros de jornada que se efectúen de esta forma, es decir, que los horarios que aparezcan en el documento sean realmente la jornada efectiva de trabajo. Sordo apuntó que existen muchas formas de control, desde las muy digitalizadas hasta los manuales.

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, el pasado 1 de mayo
Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, el pasado 1 de mayo
(Eduardo Parra / EP)

“Muchas empresas no saben cómo hacerlo y van a ir a controles muy manuales”, ha explicado Sordo, quien ha pedido a los empresarios que negocien su aplicación con los representantes de los trabajadores.

Desde UGT se sostiene que la reforma laboral, que hace que el convenio de empresa esté por encima del sectorial, puede provocar que en las empresas en las que no haya presencia sindical, los empresarios piensen que pueden hacer lo que crean conveniente y que pueden diseñar un registro de jornada “a su antojo”, según declaraciones del secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: