Una pareja de jóvenes gallegos ha fallecido en la cadena de atentados perpetrados el domingo en varias iglesias y hoteles de lujo de Sri Lanka, según ha informado el alcalde de la localidad pontevedresa de Pontecesures, Juan Manuel Vidal, donde residía una de las víctimas.

Vidal ha detallado que la pareja tenía 32 y 31 años y que ella había ido a visitar a su novio, que trabajaba en India. Ambos estaban de vacaciones en Sri Lanka.

El regidor de Pontecesures, que ha admitido que se siente “un poco sobrepasado” -ya que la joven vivía a apenas 500 metros de su casa- ha convocado esta tarde una reunión de portavoces municipales y este martes habrá un pleno extraordinario en el que se decretarán varias jornadas de luto oficial.





En los ocho ataques del domingo que dejaron casi 300 muertos y 500 heridos fallecieron al menos 32 extranjeros. Daneses, australianos, estadounidenses, chinos, británicos, turcos o indios se encontraban entre las nacionalidades de las víctimas.

Entre las víctimas mortales figuraban tres daneses, que son hijos de Anders Holch Povlsen, dueño de la firma de moda Bestseller y uno de los hombres más ricos de Dinamarca, según confirmó este lunes la compañía.

El país insular sufrió ayer uno de los peores atentados de su historia cuando se produjeron seis explosiones de forma simultánea hacia las 08.45 hora local en tres hoteles de lujo en Colombo y también en una iglesia de la capital, otra en Katana, en el oeste del país, y la tercera en la oriental ciudad de Batticaloa.

Horas después, una séptima detonación tuvo lugar en un pequeño hotel situado a unos cien metros del zoo de Dehiwala, a una decena de kilómetros al sur de la capital, y la última en un complejo residencial en Dematagoda, también en Colombo.


¿Es posible acabar con el terrorismo?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: