Señal en directo de la comparecencia extraordinario sobre asuntos sanitarios en el Parlamento de Andalucía.

Dos embarazadas han perdido a sus bebés en las últimas horas por el mayor brote de listeriosis registrado en España, según ha informado este viernes la Consejería de Salud andaluza. Se trata de dos mujeres que estaban ingresadas en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío en Sevilla, y que habían consumido la carne contaminada de La Mechá. Los abortos se han producido en las semanas 8 y 32 de gestación. A falta de tener los resultados de las pruebas realizadas, la sospecha diagnóstica, según la Junta de Andalucía, es que las pérdidas se han producido por la bacteria de la listeria. Además, el Gobierno andaluz ha confirmado este viernes que otro aborto, producido el pasado día 2, y la muerte de un enfermo con cáncer metastásico, están ligados a este brote.

Los dos abortos conocidos este viernes y la confirmación del caso del día 2 se suman al que sufrió otra mujer el pasado 12 de agosto, antes de que se decretara la alerta sanitaria y que fue confirmado la semana pasada por José Miguel Cisneros, el portavoz del grupo de seguimiento de la crisis de la Junta de Andalucía. En un primer momento se descartó que estuviera vinculado con el brote porque no constaba que la madre hubiera comido la carne mechada de Magrudis. Lo probable, explicó el doctor, es que no hubiera mencionado ese producto, aunque sí lo hubiera ingerido, ya que entonces no estaba el foco puesto sobre él.

No se ha registrado ningún nuevo caso de infección en la comunidad desde el día anterior, por lo que la cifra de casos confirmados desde que se declaró la alerta, el pasado 15, se mantiene en 197, según un comunicado de la consejería. También se mantiene el número de pacientes hospitalizados, 67, la mayoría en Sevilla. De ellos, 23 son embarazadas que están en tratamiento antibiótico, y tres son pacientes ingresados en la UCI. El brote ha causado tres muertes confirmadas.

La consecuencia más común de la listeriosis en embarazadas en los primeros meses es el aborto, mientras que en el tercer trimestre hay mucho más riesgo de sufrir un parto prematuro, según explicó a este diario Juan Antonio Abascal, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, Microbiología y Parasitología. “Los bebés afectados pueden presentar encefalopatías y retraso mental y puede tener graves secuelas neurológicas”. Si se detecta a tiempo, el tratamiento con antibióticos en la madre es altamente efectivo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: