Dos de los cuatro inmigrantes subsaharianos que han perdido la vida en un cayuco cuando trataban de llegar a Canarias murieron a bordo del petrolero que los rescató el pasado domingo a unos 610 kilómetros de las islas, tras haber pasado unos 15 días a las deriva en el océano.

El Bluebird, un petrolero con bandera de Singapur, recogió al grupo de 33 varones africanos -seis de ellos posibles menores- el domingo sobre las 14.00 horas, apenas hora y media después de que Salvamento Marítimo emitiera una petición de ayuda de emergencia a los barcos en tránsito por la zona, porque otro carguero había divisado un cayuco, según ha confirmado un portavoz del armador.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: