El 13 de mayo de 2021 a las 08.20 en el Hospital del Sureste de Arganda del Rey, o el 20 de septiembre de ese mismo año a las 13.45, o el 22 de noviembre a las 10.12… Son las fechas que aparecen en las citaciones para mamografías y ecografías diagnósticas de ese centro. Cuando los médicos de familia abren las agendas, el mínimo de espera es de un año. Y esto afecta a 183.143 madrileños y madrileñas que, según el Sermas, son los asignados a ese hospital.

La alerta saltó cuando los médicos de familia empezaron a quejarse. Lo cuenta Marisa Fernández, portavoz de Comisiones Obreras de Sanidad en Madrid: “Ocurre a diario y las esperas llegan a noviembre del año que viene. Pedimos que nos aclararan qué ocurría y nos dijeron que luego “se les reorganiza”. Asegura que se quedó “más que sorprendida”: “¿Cómo es eso de que se les reorganiza?, se pide a los pacientes que vayan al hospital a ver si se les puede adelantar la cita y allí les dicen que según vayan abriendo agendas… Así no funciona esto”. De esta forma, alega, desde que alguien sale de la consulta de su médico de familia hasta que llega al especialista, si se da el caso, pueden pasar hasta seis meses, “cuando no son nueve o hasta un año”. Desde el sindicato aseguran que una espera de más de un mes “ya es retraso”.

Un periodo de tiempo que también está sobre el papel. La lista de espera de estas pruebas está regulada —como también lo están las intervenciones quirúrgicas y las consultas externas— por el Plan Integral de Mejora de las Listas de Espera del Servicio Madrileño de Salud 2016-2019, que establece en 30 días la demora media de espera para primeras técnicas o pruebas, a modo orientativo. Sin embargo, según el último informe sobre Atención Especializada de UGT, el 73% de los pacientes en la Comunidad superaba estos tiempos a 30 de septiembre del pasado año. El plan no se cumplió. “Desde 2008 la sanidad pública madrileña no ha hecho más que ir a peor. Ahí empezaron los recortes y siguen… Si se sostiene, desde luego, es por los profesionales y a pesar del maltrato de la Administración. Ellos solventan muchos más problemas de los que se acaban conociendo”, asegura Fernández.

Según el sindicato, el primer responsable es el hospital: “Pero también la Consejería, que tiene que poner una solución a esto si no lo hace el centro. Y no nos vale esa primera que ponen a todo, que es contratar las ecografías y las mamografías a clínicas privadas”. Una decisión que ya funciona con el programa de detección precoz del cáncer de mama (Deprecam) y que, el pasado año, estuvo paralizado durante nueve meses en la capital. El Deprecam no citó entre enero y octubre a ninguna mujer del grupo de riesgo (entre 50 y 69 años) por problemas en el convenio con las clínicas privadas que hacen las pruebas, sin que la Consejería cifrara en su momento la cantidad de pacientes a las que esto había afectado.

En 2019, según el Observatorio de la Asociación Española contra el Cáncer, Madrid fue la tercera comunidad, tras Andalucía y Cataluña, donde se detectaron más nuevos casos de cáncer: 35.380; la tercera con más muertes por esta enfermedad: 6.282; y la tercera con más prevalencia, a cinco años, con 18.505 casos. Y son los tramos de edad que el Deprecam registra como población de riesgo donde las cifras son más altas. El pasado año murieron en la Comunidad 283 mujeres de 50 a 69 años por esta causa; fueron 14.905 los nuevos casos detectados y en 8.708 de ellos hubo prevalencia a cinco años. En este caso, asevera Fernández, no perjudica solo a las mujeres: “Las ecografías también se realizan a hombres y menores de edad, está afectando a toda la población”.

Según la Consejería, estas fechas de citación “no son reales”: “El hospital, en cuanto se incluye la prueba para su realización, vuelve a citar al paciente con una demora media actual de tres meses”. Un plazo que, de ser ese, tampoco cumple con la recomendación de la propia Comunidad para las listas de espera. Según la Sanidad madrileña, ha sido “la escasez de profesionales de radiología” lo que ha provocado los retrasos en este centro que, en los últimos años, “ha registrado un aumento de demanda asistencial por incremento poblacional”; y aseguran que se ha puesto en marcha “un programa de refuerzo con actividad extraordinaria”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: