Miles de chilenos volvieron a manifestarse este jueves por las calles del país, en esta ocasión luciendo variopintos disfraces con motivo de la celebración de Halloween, en una jornada que tampoco fue ajena a los disturbios y que acabó con la actuación de las fuerzas del orden.

En el que fue el décimo cuarto día de protestas desde que el pasado 18 de octubre estallara en el país una movilización sin precedentes contra la desigualdad de la sociedad, los chilenos se juntaron frente a la sede del Gobierno, el palacio de La Moneda, para mostrar su descontento, hasta que fueron dispersados por la Policía y se concentraron en la céntrica Plaza Italia.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: