El descalabro de los partidos de la gran coalición alemana en las europeas y el Estado de Bremen se cobra su primera víctima política en Alemania. Andrea Nahles ha dimitido como presidenta de los socialdemócratas (SPD) abriendo una crisis en un partido en caída libre, según los últimos resultados electorales. Una encuesta de este fin de semana de Forsa atribuía al SPD un 12% de intención de votos.

“Las discusiones en el grupo parlamentario y las informaciones que llegan desde dentro del partido me demuestran que no tengo el apoyo suficiente para llevar a cabo mi trabajo”, ha escrito Nahles en un comunicado emitido este domingo por el SPD.

La crisis abierta en el SPD pone en peligro la estabilidad del Gobierno de la canciller Angela Merkel, en el que los socialdemócratas son los socios de coalición del centro-derecha, también golpeado en las europeas e inmerso en su propia crisis de identidad. Nahles ha sido dentro del SPD, la gran defensora de permanecer en la coalición de Merkel frente a un sector muy numeroso del partido que sostiene que solo en la oposición podrán recuperarse.

Nahles tenía previsto someter su jefatura del grupo parlamentario del SPD este martes a votación. El cuestionamiento de su liderazgo ha ido cobrando entidad en los pasillos del Bundestag tras la debacle electoral, cuando obtuvieron un 15,8% de los votos, casi 12 puntos menos que en la cita anterior. Nahles renuncia ahora tanto a la presidencia del partido como a la jefatura del grupo parlamentario, sin que haya un candidato claro de momento para sucederla. Olaf Scholz, actual ministro de Finanzas, quien no oculta su deseo de presentarse como candidato a canciller es uno de los nombres que aparece a menudo en la prensa alemana. El ex líder socialdemócrata, Martín Schulz, de quien en los últimos días se especuló que podría volver, desmentía en un dominical este fin de semana, antes de trascender al dimisión de Nahles, que fuera a enfrentarse de momento a la presidenta.

En las europeas de mayo, los socialdemócratas fueron desplazados del segundo puesto por primera vez por los Verdes, el partido ecologista alemán, que experimenta un ascenso vertiginoso. La encuesta de este fin de semana lo sitúa incluso como primer partido en intención de voto.

 




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: