Mientras los partidos de izquierdas celebran la exhumación del dictador Francisco Franco, los de derechas se pelean. Ha ocurrido este jueves en la Asamblea de Madrid. Los diputados de Más Madrid y Unidas Podemos Madrid en Pie han acudido al pleno con camisetas reivindicativas de la República y la exhumación de los cientos de miles de republicanos que siguen en fosas comunes por toda España. Rocío Monasterio, líder de Vox, e Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional (PP), se han enzarzado por el asunto. Y en medio, la Cámara se ha llenado de pitidos y abucheos sorprendidos por el contenido del supuesto debate. [En directo: exhumación de Franco]


ampliar foto
Los diputados de Más Madrid en la Asamblea, en una foto compartida por el partido, con camisetas en las que recuerdan a los desaparecidos en la Guerra Civil.

“A estas horas y en este momento se está consumando la última traición al legado de la Transición”, ha espetado Monasterio sobre la exhumación de Franco, prevista para unos minutos después de su intervención. “Una traición ideada por el PSOE, por la izquierda y ejecutada paso a paso con la complicidad del PP y de Cs, quienes por inacción, cobardía y pasividad se han convertido en cooperadores necesarios”, ha añadido. “Nosotros no vamos a permitir que se imponga a los españoles cómo se debe interpretar la historia”.


Diputadas de Unidas Podemos con adornos en memoria de la Segunda república.ampliar foto
Diputadas de Unidas Podemos con adornos en memoria de la Segunda república. UNIDAS PODEMOS

Los diputados han acompañado esas palabras con muestras de desaprobación y sorpresa. Juan Trinidad, el presidente de la Cámara, ha intentado controlar el pleno, sin éxito. Díaz Ayuso se ha lanzado a responder a Monasterio mezclando dos asuntos que poco tienen que ver entre sí: la exhumación de Franco y la comisión de investigación de Avalmadrid, que controlará la izquierda porque Cs y Vox se abstuvieron en la votación de los integrantes de la Mesa.

“A la primera de cambio usted me deja a mi tirada en una comisión que esta gente [la de izquierda] ¡La progresía se combate todos los días o no se combate nunca!”, ha exclamado la presidenta regional, que podría tener que declarar en ese organismo fiscalizador para explicar si sabía que Avalmadrid le concedió un aval de 400.000 euros a una empresa participada por su padre en 2011. “Lo que ocurrió hace 44 años a mí ahora mismo no me importa”, ha seguido. “Si presidente del gobierno quiere reeditar una transición, de una parte sobre otra, y se ha dado cuenta de que hay un tercer bando que ni quería esa guerra ni esa división ahora”, ha añadido. “Lo cierto y verdad es que jamás ustedes preguntan por el empleo, por bajar impuestos, gestionar la sanidad… Vox a lo suyo”, se ha lanzado a criticar. Y ha rematado: “Al necroshow al que vamos a estar sometidos no le voy a dar ni un solo titular”.

Durante toda la mañana del jueves, el PP y sus portavoces se esforzaron en soslayar la exhumación de Franco. Ni pasado ni presente, futuro, fue el argumento. Luego, llegó la hora de la sesión de control en la Asamblea, y Díaz Ayuso y Monasterio se lanzaron a discutir sobre Franco. Un debate que retrató de nuevo lo que ocurre en Madrid: cada día que pasa, mayor es la desconfianza que separa a los tres partidos de derechas (PP, Cs y Vox) que hace apenas dos meses hicieron presidenta a Díaz Ayuso.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: