Los consejeros del primer Gobierno de coalición del PP y Ciudadanos en la región, presidido por Isabel Díaz Ayuso, han tomado posesión de sus cargos este martes en la Real Casa de Correos. EFE/Chema Moya

Isabel Díaz Ayuso, la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, se ha marcado como prioridad estratégica lograr que el primer gobierno de coalición de la historia de la región (que une a PP y Cs) funcione sin fisuras. Así lo ha reflejado el discurso con el que este martes ha dado la bienvenida a sus trece consejeros (siete de la formación conservadora y seis de la naranja) en la Casa de Correos. El nuevo Ejecutivo, marcado por el contraste entre el perfil conservador de los dirigentes del PP y el técnico de los de Cs, se verá sometido a fuertes tensiones. Como dijo uno de los consejeros que ha asumido este martes su cargo: «Alguno de mis nuevos compañeros está algo escorado [a la derecha]».

«Comenzamos hoy una nueva manera de gobernar la Comunidad de Madrid», ha dicho Díaz Ayuso para arrancar su discurso. «Somos dos partidos coaligados que vamos a dedicar nuestros mejores esfuerzos y los de nuestros equipos a los retos que el futuro nos ponga por delante», ha seguido. «A partir de este momento, ya hemos formado un equipo. Un único equipo», ha recalcado. Y ha subrayado: «Nada de lo que suceda en una Consejería será ajeno a ninguna otra. Nada de lo que afecte a un departamento significará la ausencia de los demás. Porque, por encima de nuestros nombres y nuestras siglas, están los ciudadanos de Madrid, que esperan de nosotros soluciones a sus problemas».

«Este será el gobierno de todos los madrileños y no de un partido o de otro», ha coincidido a su llegada al acto Ignacio Aguado, el líder regional de Cs. 

Andalucía es el ejemplo a seguir para Madrid. Allí gobiernan el PP y Cs desde enero, con el apoyo externo de Vox. Es la misma situación que en Madrid. Para que el trabajo del Gobierno fluya sin distorsiones achacables a las diferencias ideológicas y estratégicas, Juan Manuel Moreno Bonilla, el presidente andaluz, eligió a Elías Bendodo como coordinador in péctore. Esa figura no existe en Madrid, aunque probablemente la asuma María Eugenia de Carballedo, nueva consejera de Presidencia. Una persona de la máxima confianza de Díaz Ayuso, que ya la había nombrado para un puesto clave de la Mesa de la Asamblea, el organismo que controla el día a día de la Cámara.

PP y Cs, dos fuerzas que luchan por seducir al mismo electorado, llegaron a un acuerdo de gobierno para frenar la llegada al poder de la izquierda, que ganó las elecciones autonómicas a través del PSOE. Superado ese incentivo, los representantes de las dos formaciones se medirán ahora a la tentación de protagonizar la obra del nuevo Ejecutivo. Díaz Ayuso, como presidenta, tendrá todos los focos. Ignacio Aguado, como vicerpresidente y portavoz, luchará por tener su cuota. El avance de la legislatura medirá la solidez de una unión a la que hará sufrir inevitablemente el paso del calendario: según se acerquen las próximas elecciones, más difícil será mantener la unidad para dos partidos llamados a enfrentarse en las urnas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: