El proyecto se germinó hace más de un año, pero no fue hasta este lunes cuando se dio a conocer de forma oficial la Red Oncológica Madrileña, un proyecto “magno”, según explica Eduardo Díaz-Rubio, vicepresidente de la Real Academia Nacional de Medicina y coordinador de esta red para mejorar la atención y los cuidados de los 32.000 pacientes de cáncer que hay en la región. Un plan por el que se integrarán los siete grandes hospitales de Madrid y a miles de profesionales con el objetivo de que el paciente tenga el mejor circuito y los mejores especialistas según su patología, independientemente de cuál sea el hospital al que llegue en un primer momento. Los primeros serán el cáncer de colon, pulmón y mama y después se irá ampliando al resto.

Cuatro polos y varios nodos, esa será la estructura de esta simbiosis. El Norte lo constituirá La Paz y el Ramón y Cajal; el Sur, el 12 de Octubre; el Este, el Gregorio Marañón y La Princesa; y el oeste, el Puerta de Hierro y el Clínico San Carlos. “El resto de hospitales serán los nodos, que trabajarán para integrar a los pacientes y hacer las derivaciones que sean necesarias, donde los resultados para su patología sean los mejores y donde esté la mejor tecnología”, alude Díaz-Rubio, quien añade que esa derivación se verá facilitada por el Área Única que está establecida en Madrid desde noviembre de 2009, y que permite a los madrileños elegir centro de Atención Primaria, médico, pediatra, enfermera y médico especialista..

“Es obvio que no se puede hacer en dos días, estamos hablando de más de 200 enfermedades de gran complejidad con decenas de áreas implicadas… Es tremendamente transversal, integrar los siete hospitales no va a ser fácil, pero es una obligación en la lucha contra el cáncer”, alude Díaz-Rubio. Para el doctor en Medicina y Cirugía, esto debe seguir el modelo, “envidiado en todo el mundo”, de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), “un sistema solidario” que funciona en España y que puede trasladarse a este ámbito en Madrid porque se dan condiciones únicas: “Alta población, una distancia geográfica pequeña de punta a punta, es uniprovincial y tiene unos recursos como ninguna otra Comunidad, con siete hospitales de referencia con toda la tecnología”.

Unir esas ventajas posibilita la creación de un circuito que ofrezca “lo mejor, en cada caso” a cada paciente. “Porque no puede ser que depende de la puerta a la que llames se tenga un circuito terapéutico u otro”. Explica el doctor que este sistema no funciona en ninguna otra región, aunque en todas ellas hay un Plan de Cáncer en el que se comparten recursos, pero ninguno como este. “Cataluña, por ejemplo, tiene uno en el que viene trabajando desde hace tiempo, con centros integrales y protocolos comunes, aunque es mucho más vertical. Ninguno con la horizontalidad que este, similar a la ONT”.

Para que el sistema funcione correctamente, hay un punto esencial que debe cumplirse. Lo apunta Díaz-Rubio: “Las decisiones tienen que ser clínicas. Los protocolos que hay que establecer para que estos circuitos marchen tienen que venir de los médicos, aquí no ha de existir nada político”. Explica el doctor que este plan ha sido bocetado por oncólogos durante meses: “Nació por una inquietud profesional, a través de la Fundación Ortega y Gasset del Gregorio Marañón, que nos reunió [a los especialistas en Oncología] y desde ahí diseñamos un plan de actuación. Está hecho desde abajo y ofrecido a los políticos. Una vez que la Comunidad lo ha dicho… Es un punto de no retorno”. Se refiere al anuncio que hizo este lunes la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso en una visita al Hospital Puerta de Hierro, en Majadahonda, en la víspera del Día Mundial Contra el Cáncer, que es este martes. Lo hizo acompañada del consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero, y calculó que todo el plan podría ser efectivo de aquí a cinco años.

Según Díaz-Rubio, esperan que para antes del verano ya funcionen los protocolos para colon, mama y pulmón: “En cada hospital habrá un coordinador, no clínico, sino específico en el sistema de admisiones, que esté vigilante de lo que ocurre con los pacientes; y también profesionales de enfermería que sean los gestores de cada caso, para que el paciente se sienta acompañado”. Todo esto dependerá del trabajo que se ponga en marcha a partir de ahora, porque todavía, aclara, tienen que “convencer a muchísima gente”. “Desde diagnóstico a imagen… Todos los hospitales están volcados con el cáncer, y los que tienen relación más directa son oncólogos y cirujanos, pero nosotros no somos nadie sin el personal de radiología o anatomía patológica, por ejemplo, no somos nadie sin el resto. Necesitamos involucrar a todo el mundo y dejar de ser islas para empezar a construir puentes entre todos los hospitales”.

Los 46,5 millones de Amancio Ortega a la sanidad pública madrileña

Agencias

La visita de ayer de la presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso junto a Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Sanidad, fue para conocer el funcionamiento de dos nuevos equipos clínicos, un acelerador lineal de prestaciones especiales y un equipo de tratamiento de braquiterapia de alta tasa, ambos donados por la Fundación Amancio Ortega. En esa visita Díaz Ayuso explicó que Ortega ha donado 46,5 millones de euros que han permitido adquirir 23 equipos de alta tecnología que refuerzan los recursos públicos, repartidos en ocho hospitales: 12 de Octubre, La Paz, Gregorio Marañón, Ramón y Cajal, La Princesa, Fuenlabrada, Puerta de Hierro Majadahonda y Clínico San Carlos y pasarán a formar parte de la Red Oncológica Madrileña.

17 ya están instalados y los otros seis se pondrán en marcha a lo largo del año. Uno de ellos, el que este lunes visitaron la presidenta de la región y el consejero de Sanidad, ya está en funcionamiento. El nuevo acelerador en el Puerta de Hierro para el tratamiento del cáncer acorta la duración total del tratamiento en un 50%, aporta mayor precisión y velocidad en la administración de la radiación y menos toxicidad y efectos secundarios; sus características permiten tratar a un mayor número de pacientes y, aunque puede utilizarse en prácticamente todos los tipos de cáncer, es fundamental en cirugía intracraneal y otros tratamientos de alta complejidad.

El Hospital Puerta de Hierro Majadahonda trata 1.650 pacientes al año de prácticamente todas las patologías tumorales, como mama, próstata, pulmón, digestivo y sistema nervioso, y recibe pacientes de otros centros de la Comunidad para técnicas especiales como radiocirugía craneal o radioterapia estereotáxica corporal (SBRT).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: