Deutsche Bank y Commerzbank informaron este jueves de que han decidido interrumpir las conversaciones para fusionar los dos institutos de crédito porque entiende que no interesa a los accionistas.

“No habría creado suficientes beneficios para compensar los riesgos adicionales de ejecución, los costos de reestructuración y los requisitos de capital asociados con una integración tan grande”, han apuntado fuentes de las entidades.

Entre DB y Commerz sumarían activos por valor de 1.810.000 millones de euros, un gigante que sería el tercer banco de Europa, por detrás del británico HSBC y del francés BNP Paribas, y por consiguiente el segundo de la eurozona.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: