Registros en la calle Convent, Sabadell. En vídeo, imágenes de la operación. CRISTÓBAL CASTRO / VÍDEO: GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido este lunes al menos a nueve personas en la provincia de Barcelona en un operativo contra independentistas radicales catalanes que planeaban supuestamente actos violentos ante el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre y la sentencia del juicio del procés, prevista para este otoño. La operación pretende descabezar a los grupos más radicales de los autoproclamados Comités de Defensa de la República (CDR). Los detenidos, ninguno de los cuales tenían antecedentes, forman parte de los denominados Equipos de Respuesta Técnica, el ala más violenta de los CDR, según fuentes próximas al caso.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se refiere a los detenidos como un «grupo terrorista» y asegura que ha actuado contra ellos ante la «certeza» de que pensaban «perpetrar» acciones «entre el aniversario del referéndum ilegal de autodeterminación del 1 de octubre y el anuncio de la sentencia del juicio del procés«. Según la Fiscalía, se ha detenido al grupo «para abortar el proyecto que podría haber ocasionado daños irreparables» y ante «lo avanzado de sus preparativos». Se les imputa los delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos, detallan fuentes judiciales. La operación continúa bajo secreto de sumario.

Los sospechosos supuestamente almacenaban material susceptible de ser utilizado para la fabricación de explosivos —en un domicilio de Sabadell se ha hallado ácido sulfúrico, parafina, aluminio en polvo, decapante industrial y gasolina, a falta de la confirmación de los análisis sobre las sustancias intervenidas— y supuestamente llegaron a probar bombas de fabricación casera en una cantera abandonada, informan las mismas fuentes. Los investigadores consideran que se ha logrado abortar el inicio de lo que podría ser un nuevo grupo terrorista, que preparaba acciones de cierta entidad o gravedad. Uno de los detenidos tenía planos de edificios públicos, según confirman fuentes judiciales. Los investigadores sospechan que pueden corresponder a un cuartel de la Guardia Civil

Los agentes del Instituto armado practican una decena de registros en domicilios particulares y diversos locales de Barcelona, Sabadell y Santa Perpètua de Mogoda, en los que se han incautado sustancias, consideradas precursores para fabricar explosivos, material informático y documentación.

El operativo, iniciado sobre las 5.00 de la madrugada de este lunes, han participado cerca de 500 agentes -entre ellos integrantes de los grupos antiterroristas de la Guardia Civil-, a las órdenes del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón. La investigación se encuentra bajo secreto de sumario y la operación sigue abierta, por lo que no se descartan más detenciones. Decenas de personas se han concentrado para protestar frente a la puerta de una de las casas que se están registrando en Sabadell.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: