La Guardia Civil de Tarifa (Cádiz) detuvo ayer a cuatro supuestos integrantes de una banda dedicada a robar equipos y cámaras profesionales de televisión y fotografía, cuando intentaban pasarlos a Marruecos para venderlos allí. Los agentes están comprobando a quién pertenece el material decomisado. Algunas cámaras tienen entrevistas grabadas en la final de la Champions League, celebrada el pasado sábado en el estadio Wanda Metropolitano.

El arresto de los cuatro presuntos ladrones se produjo por la mañana en dos autobuses interurbanos de Tarifa, cuando los agentes los pararon y comprobaron los equipajes de los viajeros. Los cuatro detenidos llevaban bultos voluminosos, lo que llamó la atención de los guardias. Estos les pidieron que los abrieran y, cuando les preguntaron por la documentación que demostrara su propiedad, los cuatro hombres no supieron darles explicaciones.

Los agentes decomisaron todo el material y lo trasladaron a la casa cuartel de Tarifa. Allí comenzaron a visionar todo el contenido y verificar a través de los números de serie tanto la propiedad como si habían sido denunciados. Fuentes de la investigación explicaron que los equipos también procedían de Galicia, aparte de Madrid, entre otros lugares. Así al menos lo arrojaron las grabaciones de los equipos. Los guardias creen que podrán devolver todo el material decomisado en los próximos días, siempre y cuando se lo autorice el juzgado y una vez que hayan sido peritados y valorados. Muchos de estos equipos cuestan 30.000 y 40.000 euros. En Marruecos tienen una gran salida, según fuentes de la investigación.

Los detenidos, de origen marroquí, estaban pendientes de ser interrogados y de pasar a disposición judicial. Como mínimo, pueden ser imputados de un delito de receptación (compra de material robado a sabiendas).

La Policía Nacional había abierto una investigación para detener a los autores de estos robos, que se vienen repitiendo en la capital y los alrededores desde hace meses. La forma de actuar de esta banda siempre es muy similar. Acuden a eventos en los que están citados reporteros gráficos. A veces incluso se acreditan como periodistas para pasar inadvertidos. Aprovechan un descuido para sustraer los equipos fotográficos y las cámaras. Uno de los primeros hurtos se produjo durante una recepción en la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol. Según han pasado los meses, han pasado de cometer robos al descuido y hurtos a enfrentarse con los profesionales. A veces incluso les han seguido a sus domicilios particulares tras seguirlos cuando abandonaban los estadios Santiago Bernabéu o el Wanda.

Precisamente, la Policía Nacional montó un dispositivo de vigilancia el pasado sábado en los alrededores del estadio Wanda ante el temor de que esta banda pudiera actuar con motivo de la celebración de la final de la Champions, entre el Liverpool y el Tottenham. Sus sospechas tuvieron resultado. Cuatro agentes de paisano detuvieron a tres hombres cuando intentaron robar un equipo a un cámara de La Sexta. Los policías cayeron de inmediato sobre los ladrones y les esposaron. La víctima no se había ni percatado de la sustracción hasta que vio actuar a los agentes.
Los arrestados fueron trasladados a la comisaría del distrito de San Blas, tras lo cual quedaron en libertad con cargos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: