La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado este jueves que una mujer española de 38 años asesinada en Madrid presuntamente por su pareja, de 40, el pasado sábado 30 de noviembre es una víctima mortal de la violencia machista. Es la cuarta víctima en Madrid en lo que va de año, la número 55 de España y la 1.033 desde 2003. Su presunto asesino ha ingresado en prisión provisional, acusado además de tráfico de drogas. Según fuentes de la investigación, la mujer no había presentado denuncias por violencia de género. El cadáver de la mujer,  identificada por algunos medios como Alexia Paola Carralero, que trabajaba de camarera en el bar Gredos, fue encontrado en un piso del distrito de Vicálvaro. Los investigadores creen que pudo ser intoxicada con algún tipo de sustancia. 

La Delegación del Gobierno en Madrid ha convocado un minuto de silencio a las 13.00 a las puertas de su sede de la calle Miguel Ángel de la capital en memoria de la mujerLa autopsia no excluyó que se tratase de una muerte violenta y el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía consideró que había indicios suficientes para considerar que su pareja era el presunto autor del crimen. 

Sobre las 19.45 del sábado, la llamada de un hombre, pareja de la víctima, avisó a los servicios de emergencia del fallecimiento de la mujer en un piso del número 17 de la calle Caliza. Hasta el lugar acudió una ambulancia del Summa-112, cuyos sanitarios solo pudieron confirmaron su fallecimiento, ha indicado un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

También llegaron varias unidades de la Policía Nacional, que hallaron también unas bellotas de hachís y una plantación de marihuana, por lo que el morador de la vivienda fue detenido por tráfico de drogas y por indicios de homicidio.

Hasta el lugar acudieron también agentes de la Policía Científica y del Grupo de Homicidios, cuyo primer informe descartó que se tratara de una muerte violenta por traumatismos o lesiones. Sin embargo, nuevas pruebas realizadas y otras pendientes, como el informe toxicológico, no descartan que pueda tratarse de un homicidio. El caso acabó en un Juzgado de Violencia contra la Mujer, que decretó el miércoles prisión provisional contra el detenido.

En 11 meses, 55 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, más que en todo 2018 cuando mataron a 51 mujeres, y otros tres casos continúan en investigación. En 11 de los casos pesaban denuncias por violencia de género contra los agresores, un 20%. Además, 46 menores han quedado huérfanos como consecuencia de estos crímenes, 278 desde 2013.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas y en 51 idiomas. La llamada que no deja rastro en la factura, pero hay que borrarla del registro de llamadas del teléfono móvil. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación Anar 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: