El entrenador del equipo alevín del Club Deportivo Lugo de Fuenlabrada y su padre resultaron detenidos el pasado 18 de mayo por un policía local que estaba fuera de servicio, tras verse implicados en una trifulca con padres de los jugadores del propio club. Ambos están acusados de ser los autores de los delitos de lesiones y atentado a la autoridad al verse implicados, según han confirmado fuentes municipales.

Los hechos, que ha adelantado el periódico ‘Al Cabo de la Calle’, acontecieron el pasado día 18 en los accesos a los campos de fútbol de El Naranjo. Cuando terminó el partido, algunos padres se dirigieron al entrenador y comenzó una discusión. De repente intervino el progenitor del preparador que salió en su defensa. En las inmediaciones estaba un policía local que estaba fuera de servicio y que intentó mediar con las personas que estaban discutiendo.

Según fuentes municipales, la situación fue empeorando y el padre del entrenador llegó a sacar una navaja. El policía llamó a sus superiores y acudieron dos coches patrullas que estaban por la zona, uno de la Policía Local y otro de la Policía Nacional. Padre e hijo fueron arrestados y, tras prestar declaración, quedaron en libertad con cargos.

El CD Lugo ha anunciado que ha prescindido de los servicios del entrenador que fue detenido, así como de los jugadores cuyos padres se vieron implicados en la refriega, según fuentes municipales. Estas han circunscrito estas medidas en el protocolo contra la violencia en el deporte que varios clubes del municipio rubricaron hace unos años.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: