La Guardia
Urbana detuvo ayer a un hombre por presunto abuso
sexual y atentado a la autoridad. Los hechos pasaron a plena luz del día –sobre las 18:00 de la tarde- y en el centro de la ciudad, en el paseo de Gràcia con la calle Diputació.

Fuentes policiales añaden que la víctima estaría afectada por algún tipo de sustancia pero por el momento se desconoce cuál a falta de la realización de un análisis, aunque no se descarta que podría ser escopolamina, conocida burundanga, la droga que inhibe la voluntad de una persona.

Una patrulla de paisano fue avisada por unos ciudadanos que la mujer estaba en mal estado en un banco con tres hombres pero cuando llegó al lugar solo había uno y la mujer.





El hombre, que se resistió a su detención, estaría haciendo tocamientos no consentidos a la víctima, que fue atendida por el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) y después trasladada a un centro hospitalario.


La víctima fue atendida por el SEM y trasladada a un centro hospitalario




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: