Salud

Detectan por primera vez en Sevilla y Huelva un nuevo mosquito que podría transmitir enfermedades


Un equipo con participación de investigadores de la Estación Biológica de Doñana (EBD), del CSIF, han detectado por primera vez en Sevilla y Huelva la presencia del mosquito Aedes vittatus, especie que podría intervenir en la transmisión de patógenos que causan enfermedades en humanos.

La investigación, en la que también ha participado el Servicio de Control de Mosquitos de la Diputación de Huelva y el Ciber de Epidemiología y Salud Pública, ha sido publicada en el último número de Parasites & Vectors, ha informado el Centro Superior de Investigaciones Científicas en un comunicado.

Según Alazne Díez-Fernández, investigadora de la EBD y coautora del estudio, el mosquito Aedes vittatus presenta una amplia distribución en África y Asia, estando presente también en algunos países europeos de la cuenca mediterránea, incluyendo España.

“Aunque esta especie de mosquito podría intervenir en la transmisión de enfermedades a seres humanos, no representa un peligro importante para la salud pública en España. No obstante, estos resultados reflejan como aún en el siglo XXI tenemos importantes lagunas de información tan básica como es el conocimiento de la distribución en España de las especies de mosquitos que podrían afectar negativamente a la salud de los seres humanos“, puntualizó la investigadora.

Enfatiza el estudio que una de las principales dificultades que enfrentan los equipos científicos en el diseño de estrategias para el control de enfermedades transmitidas por mosquitos, es conocer cuál es la especie que está haciendo las veces de vector de dicha enfermedad, su taxonomía y su distribución en el territorio.

Por esta razón, el principal aporte de la investigación es que se ha caracterizado genéticamente al mosquito Aedes vittatus, un paso fundamental para poder utilizar herramientas moleculares, además de la observación de los caracteres morfológicos en futuros estudios en esta especie, según la investigadora.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment