Empleados del restaurante Funky Food de Krasnodar (Rusia) posan desnudos para protestar por que su local permanezca cerrado. En vídeo, varias fotografías de hosteleros desnudos inundan las redes sociales en Rusia. Reuters

Desnudos contra las restricciones por el coronavirus. Cientos de empleados y propietarios de locales de hostelería han subido a las redes sociales imágenes desnudos y púdicamente cubiertos con platos, tazas, sartenes, botellas y servilleteros. Su demanda va dirigida a las autoridades de Rusia, a las que le piden que les permitan ya servir a los clientes conforme el país levanta, gradualmente, las medidas para frenar la expansión del coronavirus.

«Vamos desnudos porque nos han dejado sin nada», asegura Arthur Galaychyuk, propietario de una cadena de bares, Relab Family, en la ciudad de Kazán (1,5 millones de habitantes), en la república de Tartaristán. Sus 20 empleados han secundado la iniciativa. Los restaurantes de la ciudad podrán abrir sus terrazas a partir de mañana, tras dos meses de confinamiento.

«No queremos ni dar el espectáculo ni hacer el tonto, solo queremos una cosa: ¡trabajar!», firma Pavel, un chef de la ciudad siberiana de Novosibirsk. En un post aparece con sus compañeros de trabajo, todos cubiertos únicamente con máscara y utensilios de cocina. «No suponemos más riesgo que los supermercados, los centros comerciales, las peluquerías y el transporte público», ha publicado el cocinero. Las autoridades de la ciudad todavía no han anunciado cuándo podrán reabrir los restaurantes.

En la ciudad de Krasnodar, los empleados del restaurante Funky Food 11 han posado también desnudos para protestar, cubiertos por una pancarta en la que se puede leer «Restaurantes desnudos. ¿Cuándo llega el final?».

El presidente Vladímir Putin ordenó estrictas medidas de confinamiento a finales de marzo, por las que se cerraron todos los comercios excepto los de alimentación y las farmacias. Las regiones del país tienen la potestad de adaptar esas medidas en función de la situación concreta en cada territorio.

Moscú ya está levantando el confinamiento, y muchos negocios, incluidos los centros comerciales, librerías y salones de bellezan han reabierto sus puertas. Las autoridades de la capital rusa han previsto permitir a los cafés y restaurantes que abran su terrazas este mes, días antes de que puedan reabrir por completo los locales, como está previsto ocurra el día 23. Los restaurantes y bares sin terraza siguen cerrados en otras partes de Rusia. 




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: