Cultura

Desde Rusia, por chicuelinas | Cultura


Nina Solovyeva, profesora de Lengua Española en Rusia, recuerda que en 1990 estaba viendo por televisión la visita de Mijail Gorvachov a Madrid y escuchó cómo la gente de la calle se dirigía al dirigente soviético al grito de ‘Gorbi, torero’, término que el periodista que retransmitía la escena no supo traducir.

Ese fue su primer contacto con el mundo del toro. Se interesó, vio una corrida, se enamoró “perdidamente de la fiesta”, asegura, y ahora es una de las personas de nacionalidad rusa (nueve mujeres y un hombre) que han fundado el Club Taurino de Rusia, que ha sido presentado en la plaza de toros de Las Ventas.

Solovyeva pasó de ser una aficionada a una estudiosa, pues a la tauromaquia ha dedicado su tesis doctoral, en la que ha desarrollado el concepto del toro en la visión española y su reflejo en el idioma y la cultura, y, actualmente, esté dedicada a traducir el léxico taurino a su idioma materno.

Habla a la perfección el castellano y dice estar convencida de que “sin la fiesta de los toros quedarían vacías muchas bibliotecas, cines, teatros y auditorios de música, pues la tauromaquia ha inspirado a escritores, poetas y artistas de toda condición”. “La cultura es lo que acerca, une las civilizaciones, y establece lazos de amistas entre los pueblos”, termina.

Xenia Tenyakova, la presidenta del Club, residente en Madrid, una de las más jóvenes del grupo de fundadoras, es aficionada práctica y acaba de finalizar un máster en periodismo taurino. Desborda entusiasmo por la tauromaquia, y cuenta que son pocos integrantes todavía, pero muy activos en Internet, y que están preparando la página web “para hablar, explicar, convencer y desvelar mitos taurinos a través de la red”.

“No es fácil ser aficionada en Rusia”, cuenta otra de las fundadoras, “donde no hay tradición y solo han visto toros en croquetas en los supermercados”. “Sabemos que hay muchos compatriotas interesados, pero no nos conocemos todos, porque es más difícil vernos en Siberia que en Madrid, pero estoy convencida de que todo irá a mejor”.

De momento, no deja de ser curioso oír hablar de toros en ruso, como puso de manifiesto Manuel Ángel Fernández, gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, quien ofreció su colaboración a los miembros del nuevo club. Como sorprendente fue que el acto de presentación finalizara con la actuación de la bailarina española Mónica Fernández, estudiante de la Escuela de Ballet ruso, que interpretó unos pasos de El Lago de los Cisnes.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment